Academia Nacional de Seguridad

Aprende, Practica, Explora

Cual Fue La Nacionalidad De Los Principales Inversionistas Extranjeros Durante El Porfiriato?

De acuerdo con Gracida Romo, en los últimos años del periodo porfirista la inversión extranjera ascendió aproximadamente a 3 381 000 pesos, de los cuales 1 292 370 correspondían a Estados Unidos. Gran Bretaña había invertido 989 170; 401 390 en ferrocarriles, 116 890 en minería y 91 000 en bienes raíces.

¿Cuál es el origen de los principales inversionistas en México?

En general, los principales inversores en México han sido, desde el siglo XIX, Estados Unidos y Europa Occidental. Recientemente se han incorporado como países inversores importantes Canadá (sobre todo a partir de la firma del TLCAN) y Japón (ver Gráfica 5).

¿Qué países extranjeros invirtieron en México?

Los países que más invirtieron en la capital del país fueron Estados Unidos, Brasil, España, Canadá y Reino Unido. El 2022 significó el mejor año para la Ciudad de México en términos de Inversión Extranjera Directa (IED), con un histórico de 10,923.3 millones de dólares.

¿Cuáles son las principales inversiones extranjeras en México?

Las IED en cifras – México es uno de los países emergentes más abiertos a la inversión extranjera directa, el noveno mayor receptor de IED del mundo. En 2021, México fue el segundo mayor receptor en la zona central de América. Según el Informe sobre las inversiones en el mundo 2022 de la UNCTAD, las entradas de IED crecieron en un 13%, llegando a USD 31.600 millones en 2020, con nuevas inversiones de capitales en las industrias de minería y extracción.

  1. Además, las inversiones en proyectos greenfield aumentaron desde 304 en 2020 a 376 en 2021, y el mayor salto correspondió a información y comunicación.
  2. Por ejemplo, Huawei anunció la apertura de un centro de datos en la nube en México por un valor de USD 4.500 millones.
  3. El stock total de IED se estimó en USD 578.000 millones en 2021.

En general, las entradas de IED se vieron afectadas por la creciente incertidumbre sobre la agenda económica del Gobierno, su enfoque en la austeridad fiscal y la caída de la inversión fija. A estos factores se sumó la persistente preocupación por la postura crítica de la actual administración sobre las asociaciones público-privadas (APP) y el papel del sector privado en industrias clave, junto con la situación financiera de la empresa petrolera estatal Pemex y la masiva ayuda que recibe del Gobierno (valorada en USD 3.500 millones).

  • Además, los cambios en el plan quinquenal y en la política de la CFE, el proveedor estatal de electricidad, desalentaron la inversión privada en los servicios públicos y contribuyeron a una caída del 67% de la IED en la generación, transmisión y distribución de electricidad.
  • Las inversiones proceden principalmente de Estados Unidos, Canadá, España, Japón y Alemania.

Los sectores que reciben importantes inversiones extranjeras son la industria manufacturera (especialmente la automovilística), los servicios financieros y de seguros, el comercio minorista y mayorista y las comunicaciones. Las inversiones extranjeras se concentran sobre todo en las ciudades vecinas a la frontera con Estados Unidos (donde se encuentran muchas fábricas de montaje), así como en la capital.

  • Gracias a su sólida industria turística, la Península de Yucatán también recibe importantes inversiones extranjeras.
  • Los flujos de IED hacia el país fluctúan fuertemente en función de la llegada y salida de grandes grupos internacionales.
  • En cuanto miembro del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (USMCA), de la OCDE, el G20 y la Alianza del Pacífico, México está muy bien integrado en el orden económico mundial, lo que lo convierte en un país atractivo para la IED.

Además, Méxica goza de una posición geográfica estratégica, un gran mercado interno, una amplia variedad de recursos naturales, una fuerza laboral relativamente bien cualificada y una economía diversificada. Sin embargo, en los últimos años la competitividad de México se ha visto afectada por el aumento de la delincuencia organizada y la falta de reformas en el sector energético y en la normativa fiscal.

La corrupción y la ineficiencia administrativa también han sido problemas de peso, y el clima de negocios sigue sufriendo por culpa de los riesgos de seguridad en el país. Según Economist Business Environment, México ocupa el puesto 42 entre 82 países en cuanto al clima de negocios. Entre las mayores inversiones que se produjeron en los últimos años está la compra del banco mexicano ABC Capital por parte de la fintech argentina Ualá, en 2021.

Sin embargo, el valor de la transacción no fue revelado.

Inversión Extranjera Directa 2020 2021 2022
Flujo de IED entrante (millones de USD) 28.195 31.543 35.292
Provisión de IED (millones de USD) 544.430 592.221 649.287
Número de inversiones greenfield* 306 378 482
Value of Greenfield Investments (million USD) 13.941 17.167 41.042

Fuente: UNCTAD, Ultimos datos disponibles. Nota: * Las Inversiones greenfield son una forma de inversión extranjera directa donde una casa matriz instala una filiale en un país extranjero por construyendo nuevas instalaciones operacionales desde la base.

¿Que favoreció las inversiones extranjeras y nacionales en México?

La Inversión Extranjera se ha consolidado como una fuente complementaria de recursos para financiar el crecimiento económico de nuestro país. Además la inversión extranjera representa una fuente de generación de empleo y transferencia de tecnología.

¿Qué países eran los principales inversionistas en el porfiriato?

Gran Bretaña había invertido 989 170; 401 390 en ferrocarriles, 116 890 en minería y 91 000 en bienes raíces. Francia invirtió 197 630 pesos. El resto de la inversión total, 197 630 pesos, pertenecía a otros países ( Gracida Romo, 1996, p.73 ).

¿Cuándo inicio la inversión extranjera en México?

Estudios legislativos Ley de la Inversión Extranjera: ¿Instrumento para el desarrollo económico? Juan Herrera Izaguirre, Carlos Francisco Vázquez Rangel y Ramiro Aurelio Escobedo Carreón* * Asistente de investigación de la Facultad de Comercio, Administración y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Tamaulipas [email protected] Sumario I.

Introducción. II. Antecedentes legislativos. III. Estructura de la Ley de Inversión Extranjera. IV Requisitos para la inversión de las personas jurídicas extranjeras. V Actividades exclusivas del Estado, de los mexicanos y las de regulación específica. VI. Los fideicomisos sobre bienes inmuebles en zona restringida.

VII. La Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras. VIII. El Registro Nacional de Inversiones Extranjeras. IX. La inversión extranjera directa en México.X. Conclusiones y propuestas.I. Introducción La inversión es uno de los pilares más importantes para sostener la economía de un país.

  1. De igual forma, la inversión extranjera o la aportación proveniente del extranjero en sociedades mexicanas representa un recurso importante para la estabilidad financiera.
  2. Actualmente existen dos tipos de inversión extranjera, la directa y la indirecta.
  3. La primera engloba aportaciones en lo referente a activos fijos, nuevas líneas de productos y la creación u operación de empresas.

La segunda refiere únicamente a la utilizada para invertir en la bolsa de valores. La inversión extranjera directa (IED) es la aportación de capital financiero por parte de personas físicas y morales extranjeras. Esta figura representa una gran posibilidad de crecimiento para países en desarrollo como México.

Para incrementar y fomentar la IED deben reunirse las condiciones ideales como la apertura económica y la seguridad jurídica del inversionista. Dicha actividad económica es regulada desde hace más de 50 años por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a nivel internacional, a través de dos lineamientos; el primero es el Código de Movimientos de Capital, que también ampara la inversión directa y su establecimiento, y el segundo denominado Código de Liberalización de las Operaciones Invisibles, que cubre lo referente a servicios.

Por otra parte, a nivel nacional, México ha sido objeto de un proceso de evolución legislativa tomando como antecedente la Ley de Inversiones Extranjeras de 1973 hasta llegar a la actual Ley de Inversión Extranjera (LIE) de 1993, la cual fue reformada por última vez el 9 de abril del 2012.

La LIE es un ordenamiento moderno que pretende estimular el crecimiento económico y cuidar el patrimonio de la nación, estableciendo figuras importantes en esta actividad como personas físicas y jurídicas. Crea el registro nacional de la inversión extranjera (RNIE), el cual coadyuva a tener un control sobre el flujo de capital extranjero en el país.1 La LIE trata de proporcionar certidumbre a los inversionistas, uniforma criterios y definiciones en áreas como la zona restringida, en adición a la cláusula de exclusión de extranjero, entre otras.

El estudio de la inversión extranjera es de especial importancia toda vez que ésta puede ser vital para el crecimiento económico y el desarrollo social de México. Lo anterior debido a que pone en marcha la actividad comercial a través de la apertura de nuevas empresas, la generación de empleos, la captación de divisas, la generación de competencia industrial y comercial, la implementación de nueva tecnología, y el impulso del comercio exterior particularmente de las exportaciones, que no sólo aportan en gran sentido a la apertura comercial sino también al flujo interno de efectivo.2 II.

  1. Antecedentes legislativos Históricamente el desarrollo económico de México está dividido en varias épocas.
  2. El conflicto armado vivido durante la segunda década del siglo XX había impedido la inversión extranjera, lo cual continuó con las limitaciones a la propiedad y uso de bienes raíces por parte de extranjeros y sociedades anónimas mexicanas, que introdujo las fracciones I y IV el artículo 27 de la nueva Constitución.

Seguida de la Ley Orgánica derivada de la fracción I del artículo mencionado anteriormente, que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 21 de enero y el 29 de marzo de 1926, respectivamente. Las principales restricciones estipuladas en la Constitución de 1917 indicaban que sólo las personas físicas y morales mexicanas eran las únicas con derecho de adquirir dominio sobre las tierras y aguas y sus accesiones u obtener concesiones de explotación de minas y aguas.

También disponía sobre las zonas de restricción en que se prohibía a los extranjeros el dominio de tierras y aguas en una franja de 100 kilómetros a lo largo de las fronteras y 50 kilómetros en las playas.3 En la misma Constitución sólo se permitía a los extranjeros el dominio de aguas, tierras y concesiones, pero antes debían de renunciar a pedir a sus gobiernos de origen ayuda, es decir la protección diplomática, esto, bajo la sanción de perder sus posesiones a beneficio del país.

Posteriormente se realizaron esfuerzos de presidentes como Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles que consistieron en regular a la industria del petróleo, a través de la instauración de lineamientos reglamentarios a distintas fracciones del artículo 27 constitucional.

  1. Sin embargo, se encontraron con gran oposición por parte de inversionistas europeos y estadunidenses, por las prohibiciones impuestas que limitaban su participación en sociedades mexicanas.
  2. Esto culminó cuando en marzo de 1938 el entonces presidente Lázaro Cárdenas expropió la industria petrolera para la nación.

Subsecuentemente, en 1942 el Poder Ejecutivo a cargo del entonces presidente Manuel Ávila Camacho, suspendió las garantías individuales con motivo de la participación de México en la Segunda guerra Mundial. El 11 de junio de 1942 se decretó la Ley de Prevenciones generales relativa a la suspensión de garantías, la cual se dispuso con base en las inversiones extranjeras.

  • En 1973 se creó la Ley para Promover la Inversión Mexicana y Regular la Inversión Extranjera.
  • Entró en vigor, según lo estipulado en su artículo primero transitorio, a los 60 días siguientes a esa fecha, conforme a la legislación esencial de esta materia en México.
  • En el artículo 23 de esta disposición legal se da la instauración de la figura jurídica del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras.

El 28 de diciembre del mismo año en que se creó la Ley, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Reglamento de esta institución. Ese mismo día también se publicó el decreto que instituyó la tarifa para la cobranza de derechos del Registro mencionado.

La Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras (CNIE) fue creada con fundamento en el artículo 11 de aquella legislación.4 En 1975 se le otorgó al Congreso de la Unión la competencia en materia de expedición de leyes que permitieran beneficiar a la inversión extranjera y regular a la inversión de procedencia extranjera.5 Asimismo, la firma del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) fue un detonante que impulso IED en México.

Con el GATT en vigor, el país dio inicio al proceso de cambio de la política internacional en materia comercial, la cual influyó en la abrogación de la Ley de 1973. Sería en 1989 cuando se firme la primera Ley de Inversión Extranjera, esencialmente creada y con objetivos fijos en la regulación de la inversión directa e indirecta.

  • Finalmente, en 1993 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la LIE, como invitación del gobierno de la República al capital extranjero.
  • La actual Ley tiene la misión de buscar un marco jurídico que promueva la inversión extranjera a través de otorgar certeza a los inversionistas mexicanos y extranjeros con la eliminación de algunas actividades reservadas y de regulación específica dando más agilidad en los trámites para permisos de inversión, aunque dejando a las secretarías de Relaciones Exteriores y de Economía a cargo de la vigilancia de la disposición y de los inversionistas extranjeros.6 A partir de 1996 México ha firmado acuerdos internacionales de inversión con el objetivo de promover y proteger de manera recíproca las inversiones, con países como Argentina, Cuba, Panamá, Trinidad y Tobago, Uruguay, China, Corea, India, Singapur, Alemania, Austria, España, Francia, Inglaterra, Suiza, Kuwait y Australia, por mencionar algunos.

Por otra parte, México firmó en 1993 el acuerdo comercial con el mayor potencial de su historia, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en el cual se contempla un apartado entero referente a la inversión extranjera con los miembros socios, Estados Unidos de América y Canadá, mismo que entró en vigor el 1o.

de enero del año siguiente.7 Se puede concluir que México ha realizado esfuerzos sumamente importantes a lo largo de los años que pueden ofrecer beneficios atractivos para captar inversión extranjera, lo anterior a través de brindar certeza jurídica a las personas extranjeras mediante leyes cada vez más modernas y especializadas en el tema.

III. Estructura de la Ley de Inversión Extranjera La LIE se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre de 1973 con la finalidad de establecer las reglas para canalizar la inversión extranjera hacia el país y propiciar que ésta contribuya al desarrollo económico nacional.

  • Se establecen los derechos, obligaciones y restricciones de las personas físicas y morales que pretendan invertir en nuestro país, asimismo se fijan las sanciones correspondientes en el caso de que incurran en las acciones objeto de tales penalidades descritas en la propia legislación.
  • Posteriormente, la Ley de Inversión Extranjera (LIE) fue reformada de manera importante en 1993, creando así la Ley que actualmente se encuentra en vigor.

Dicha Ley se compone de ocho títulos, 13 capítulos, 39 artículos, además de 80 de carácter transitorio. El título primero habla sobre las disposiciones en general de la Ley y se divide en tres capítulos. Detalla el objetivo jurídico que tiene adjudicada, se especifican todas las actividades que son exclusivamente para explotación del Estado, también las reservadas a los mexicanos o sociedades mexicanas con cláusula de exclusión de extranjeros en sus estatutos y las que tienen regulación especial.

El segundo título, en sus dos capítulos, analiza las adquisiciones por parte de sociedades mexicanas con cláusula de exclusión de extranjeros en explotación de minas y aguas y los fidecomisos que utilizan sobre bienes inmuebles en la zona de restricción y, por último, las sociedades mexicanas sin la cláusula mencionada y las personas físicas y jurídicas extranjeras.

Por su parte, el tercer título versa sobre la constitución y modificación de sociedades, destacando la inclusión en los estatutos de la cláusula de exclusión de personas extranjeras. El cuarto título se ocupa de las obligaciones ante la Secretaría de Economía de las personas jurídicas de origen extranjero que pretendan invertir o realizar actividades comerciales en nuestro país.

El título quinto de la LIE está compuesto por cinco capítulos en los cuales se conoce la figura de la inversión neutra, se analiza su concepto y regulación en materia de inversión extranjera. Asimismo, el título sexto contiene tres capítulos que establecen la formación de la Comisión Nacional de Inversión Extranjera, su funcionamiento y facultades.

El título séptimo instaura el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras y sus atribuciones ante las personas físicas o jurídicas extranjeras. Por último, el título octavo dispone las sanciones objetables a los individuos que realicen actos que sean contra la LIE.8 Si bien es una Ley especializada en la regulación y fomento de la inversión extranjera, debe adecuarse a las necesidades actuales del país, a la apertura de nuevos mercados y tendencias.

No obstante lo anterior, cumple cabalmente con los objetivos planteados por la misma. IV. Requisitos para la inversión de las personas jurídicas extranjeras La inversión extranjera sin duda es uno de los principales motores de nuestra economía; sin embargo, expertos en el tema opinan que por tal motivo debe ser regulada minuciosamente y de forma equilibrada.

La inversión extranjera se define como la acción y efecto de integrar capital que está representado en diferentes formas, en un país distinto al que en realidad provienen y viven las personas físicas o jurídicas que se ven beneficiadas por la aplicación de los recursos.

El artículo 17 de la LIE dispone que las personas morales extranjeras, sin perjuicio de lo dispuesto en tratados y convenciones internacionales, deben obtener autorización por parte de la Secretaría de Economía.9 Los requisitos que deben ser cumplidos por la LIE son: 1) que dichas personas comprueben estar constituidas de acuerdo con las leyes de su país; 2) que el contrato social y demás documentos constitutivos de dichas personas no sean contrarios a los preceptos de orden público establecidos en las leyes mexicanas.10 En el caso de personas en el inciso uno, la LIE requiere que se establezcan en la República o tengan en ella alguna sucursal.

En el caso del inciso 2, que tengan representante autorizado —con domicilio en el lugar donde van a realizar operaciones— para responder de las obligaciones que contraigan. Toda solicitud que cumpla con los requisitos establecidos, deben de otorgarse dentro de un plazo de los 15 días hábiles siguientes a la fecha de su presentación.11 El citado trámite se realiza ante la Secretaría de Economía o sus delegaciones y subdelegaciones en la República y tiene un costo (pago de derechos) de $1,589 pesos. Como conclusión, se entiende que los requisitos son mínimos para las personas que buscan invertir su capital en el país. Esto resulta muy atractivo para los inversionistas extranjeros; sin embargo, el problema no radica en la autorización otorgada por el Estado, sino en las restricciones o regulaciones impuestas a las actividades a desarrollar, como se analizará en la siguiente sección.V.

Actividades exclusivas del Estado, de los mexicanos y las de regulación específica La LIE en su título primero designa aquellas actividades cuya explotación está reservada al Estado mexicano, también las permitidas sólo a ciudadanos mexicanos y sociedades mexicanas que cuenten en sus estatutos con cláusula de exclusión de personas extranjeras.

Asimismo, hace mención a las que están en regulación específica, es decir que los extranjeros pueden participar pero tienen limitada su participación de 10 a 49% de la actividad. Al respecto, el artículo 5o. de la LIE menciona las funciones que determinan las leyes en las siguientes áreas estratégicas: I.

Petróleo y demás hidrocarburos; II. Petroquímica básica; III. Electricidad; IV. Generación de energía nuclear; V. Minerales radioactivos; VII. Telégrafos; VIII. Radiotelegrafía; IX. Correos; XI. Emisión de billetes; XII. Acuñación de moneda; XIII. Control, supervisión y vigilancia de puertos, aeropuertos y helipuertos, y XIV.

Las demás que expresamente señalen las disposiciones legales apli-cables.12 Respecto de las actividades que son exclusivas sólo a los mexicanos o a las sociedades mexicanas que cuenten con la cláusula de exclusión de extranjeros, están enumeradas en el artículo 6o.

De la misma Ley, y son: I. Transporte terrestre nacional de pasajeros, turismo y carga, sin incluir los servicios de mensajería y paquetería; II. Comercio al por menor de gasolina y distribución de gas licuado de petróleo; III. Servicios de radiodifusión y otros de radio y televisión, distintos de televisión por cable; IV.

(Se deroga).V. Instituciones de banca de desarrollo, en los términos de la ley de la materia, y VI. La prestación de los servicios profesionales y técnicos que expresamente señalen las disposiciones legales aplicables. La Ley hace mención en su artículo 7o.

  • Del porcentaje de inversión extranjera en el que los inversionistas pueden participar: I.
  • Hasta el 10% en: sociedades cooperativas de producción; II.
  • Hasta el 25% en: a) transporte aéreo nacional; b) transporte en aerotaxi; y c) transporte aéreo especializado; También tenemos una fracción tercera con una serie de incisos derogados y consta de aquellas en las que pueden participar en 49% las instituciones de seguros, instituciones de fianzas, casas de cambio, almacenes generales de depósito, sociedades referidas en el artículo 12 bis de la Ley del Mercado de Valores, entre otras.13 La LIE asevera que los límites señalados no deben ser rebasados de manera directa, ni por medio del uso de fideicomisos, convenios, pactos sociales o estatutarios, esquemas de piramidación, o cualquier otra forma que otorgue control o una participación superior a la determinada.14 Para participar en más del 49%, los extranjeros que estén interesados deben obtener una resolución a su favor por parte del CNIE, pero sólo en ciertas actividades, entre las cuales se encuentran los servicios portuarios a las embarcaciones para realizar sus operaciones de navegación interior, sociedades navieras dedicadas a la explotación de embarcaciones exclusivamente en tráfico de altura, sociedades concesionarias o permisionarias de aeródromos de servicio al público, servicios privados de educación preescolar, primaria, secundaria, media superior, superior y combinados, servicios legales, sociedades de información crediticia, instituciones calificadoras de valores, agentes de seguros, telefonía celular y demás contempladas en el artículo 8o.

de la citada Ley.15 Se deberá tener una resolución favorable de la CNIE para que en las sociedades mexicanas donde la inversión extranjera pretenda participar, de manera directa o indirecta en una proporción mayor al 49% del capital social, sólo cuando el valor total de los activos de las sociedades de que se trate, al momento de someter la solicitud de adquisición, rebase el monto que determine anualmente la propia Comisión.16 En conclusión, podríamos afirmar que si bien la LIE podría ser más flexible, cumple al establecer estos lineamientos para el fin de una sana participación en la explotación de las actividades anteriormente estudiadas.

VI. Los fideicomisos sobre bienes inmuebles en zona restringida Se debe de entender por fideicomiso un acto de carácter jurídico, por el cual un individuo conocido como fideicomitente transmite a otro conocido como fiduciario, uno o varios derechos o bienes que se encuentren lícitos en el comercio, para el fin de administrarlos como de su propiedad para el beneficio de una tercera persona conocida como fideicomisario.17 En el caso de personas físicas o morales extranjeras, se requiere de un permiso que deberá solicitarse ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), esto para que instituciones de crédito puedan adquirir fiduciarias, derechos sobre bienes inmuebles ubicados dentro del la zona restringida, cuando el objeto del fideicomiso sea la utilización y aprovechamiento de tales bienes, sin constituir derechos reales sobre ellos, y los fideicomisarios sean sociedades mexicanas sin cláusula de exclusión de extranjeros, en el caso previsto en la fracción II del artículo 10 de la LIE, y personas físicas o morales extranjeras.

La zona restringida es definida por la Ley como la franja del territorio mexicano de 100 km a lo largo de las fronteras y de 50 km a lo largo de las playas.18 La duración de los fideicomisos referidos anteriormente será por un periodo máximo de 50 años, mismo que podrá prorrogarse a solicitud del interesado.

La SRE podrá verificar en cualquier tiempo el cumplimiento de las condiciones bajo las cuales se otorguen dichos permisos, así como la presentación y veracidad del contenido de los avisos dispuestos en el mismo. Asimismo resolverá sobre los permisos a que hace mención la Ley, considerando el beneficio económico y social que la realización de estas operaciones implique para la nación.

Toda solicitud de permiso deberá ser resuelta por la misma SRE dentro de los cinco días hábiles siguientes a la fecha de su presentación ante la unidad administrativa central competente, o dentro de los 30 días hábiles siguientes, si se presenta en las delegaciones estatales de dicha dependencia.

Concluidos dichos plazos sin que se emita resolución, se entenderá aprobada la solicitud respectiva.19 Tales medidas son indispensables para cualquier individuo no nacional cuando desee realizar los actos enmarcados por la LIE. Se podría concluir que si bien el país es abierto a nuevos inversionistas foráneos, hay zonas en las que no se permite el acceso a una compra definitiva, esto debido a que el Estado protege el patrimonio del mismo.

Por otro lado, el Estado mexicano permite la operación y, por tanto, el flujo de efectivo en la zona, lo que representa una inyección de capital a la economía, es decir, protege intereses propios de la nación, pero teniendo presente la importancia de la IED para el desarrollo económico y social.

  1. En consecuencia, esta sección representa una de las más importantes y efectivas que componen la LIE. VII.
  2. La Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras La inversión extranjera en nuestro país está regulada por dos figuras creadas por la LIE.
  3. Una de ellas es la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras (CNIE), la cual tiene el carácter de intersecretarial, al estar su organismo conformado por varias secretarías de Estado.

Esta comisión que se establece en el título sexto de la LIE tiene la atribución de dictar los lineamientos que versan en materia de inversión extranjera y diseña los procedimientos por medio de los cuales se promueve en nuestro país. La CNIE tiene también la atribución para resolver, por medio de la Secretaría de Economía, sobre la procedencia y en su debido caso los términos y condiciones de la participación de la inversión extranjera.

Asimismo, este órgano sirve de consulta obligada en lo que se refiere a la inversión extranjera y establece los criterios para la aplicación de los lineamientos en la administración pública federal, además de disponer las medidas necesarias para la aplicación de los ordenamientos y sus reglamentos sobre la inversión extranjera, a través de expedir resoluciones generales.

Dicho órgano está compuesto por los secretarios de Gobernación; de Relaciones Exteriores; de Hacienda y Crédito Público; de Desarrollo Social; de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca; de Energía; de Economía; de Comunicaciones y Transportes; de Trabajo y Previsión Social, y de Turismo. De igual manera está obligada a resolver las solicitudes que le son sometidas en 45 días hábiles, los cuales son contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud correspondiente, dentro de los términos determinados en el Reglamento de la LIE.

  • En el caso de que no se resuelva la solicitud, ésta se tendrá que aprobar en los términos que le fueron expuestos, siempre y cuando la persona con interés lo haga a petición de parte.
  • La CNIE, al resolver sobre la naturaleza de una solicitud, sólo podrá asignar requisitos que no deformen el comercio internacional.

La Comisión asimismo podrá frenar los negocios por parte de la inversión extranjera.20 Se puede concluir que por estos medios descritos, la Comisión es la responsable de que la inversión extranjera lleve un aceptable cambio en la economía de México. Por ser de carácter intersecretarial, la Comisión citada es de difícil manejo; sin embargo, en su operación ha llevado a buen puerto las inversiones o potenciales inversiones que llegan al país, siempre anteponiendo el beneficio al desarrollo económico, comercial y social del propio Estado.

  1. VIII. El Registro Nacional de Inversiones Extranjeras La LIE instaura la obligación de que todos los extranjeros que inviertan en la nación deban estar registrados.
  2. Esto hace referencia a un medio de control que se tiene sobre las inversiones que corresponde regular a la LIE, y en el cual los sujetos que deseen invertir en la nación y se encuentren en los supuestos del artículo 32 de dicha Ley —como las sociedades mexicanas en las que participen incluso a través de fideicomisos, la inversión extranjera, los ciudadanos mexicanos que tengan en posesión o adquieran una nacionalidad distinta y que tengan su domicilio fuera del territorio mexicano, o la inversión neutra— están obligados a formar parte del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (RNIE).

Otros obligados a inscribirse en el RNIE son quienes realicen normalmente actos de comercio en el país, sólo cuando se trate de personas físicas o jurídicas de foráneas y mexicanos que posean o adquieran otra nacionalidad y que tengan su domicilio fuera del territorio nacional.

El tercer supuesto corresponde a los fideicomisos de acciones o partes sociales, de bienes inmuebles o de inversión neutra; por virtud de los cuales se deriven derechos en favor de la inversión extranjera o de mexicanos que posean o adquieran una nacionalidad diferente y que tengan su domicilio establecido fuera de la nación.

La obligación para inscribirse será dentro de los 40 días hábiles contados a partir de la fecha en que los sujetos realicen las causales descritas anteriormente. El Registro sólo va a expedir las constancias de inscripción cuando en la solicitud se contengan los datos descritos en el numeral 33 de la LIE.

El artículo sucesor establece que en los casos de constitución, modificación, transformación, fusión, escisión, disolución y liquidación de las sociedades en general, en todos los actos y hechos jurídicos donde ellas intervengan o en representación, las personas están obligadas a inscribirse en el Registro en los términos del artículo 32 de la LIE.

Los encargados de dar fe pública les exigirán a los sujetos o representantes, que acrediten su inscripción ante el Registro, o en caso de estar en tramitación, que acrediten la solicitud de ésta. Si no se acredita, el fedatario público podrá autorizar el instrumento público de que se trate, e informará del olvido a la institución, en el término de los diez días hábiles siguientes a la fecha en que facultó el instrumento.

Los obligados a estar en el Registro deben de renovar el proceso cada periodo de un año y llenar un cuestionario otorgado por el Registro. Las autoridades de los tres niveles de gobierno tienen la obligación de dar datos sobre el cumplimiento de esta Ley y su Reglamento.21 IX. La inversión extranjera directa en México A partir de que se dio especial atención al capital extranjero invertido en territorio nacional, y una vez regulado de manera enfática con la Ley de 1973, los flujos de IED han estado en aumento.

Aunado a ello, la integración de México al GATT, además de la firma del TLCAN y la nueva Ley de Inversión Extranjera en 1993, impulsaron de manera acelerada la inversión extranjera en México. Esto debido a que los inversionistas extranjeros vieron en México un país con potencial para acrecentar su capital, ya que se ofrecía mayor certeza jurídica, y una excelente ventaja de posición geográfica, justo al lado del mayor consumidor mundial, Estados Unidos. Expertos afirman que el ingreso al GATT y la firma del TLCAN no dan un panorama claro de los alcances que la LIE de 1993 trajo al país, ya que pasó a segundo término frente al tratado comercial y la exaltación por la apertura comercial. No obstante, las cifras son muy claras, los flujos de capital extranjero han sido constantes año tras año, con una mayor proyección en la segunda mitad de la década de los noventa.

Queda de manifiesto que la inversión extranjera representa un pilar importante en la economía y el comercio del país; sin embargo, debido a la ventaja geográfica que posee y las diversas disposiciones que simplifican los procesos de inversión, ésta debería representar una brazo aún más fuerte para la economía mexicana.X.

Conclusiones y propuestas Se puede concluir que la LIE es un instrumento jurídico útil para que toda persona extranjera con intención de invertir en nuestro país, mediante cualquiera de las actividades mencionadas con anterioridad, lo realice de manera ágil y eficiente.

La historia de nuestro país ha visto que por circunstancias de proteccionismo económico o por los conflictos armados, mantuvo frenado su crecimiento, pero dada la necesidad de atraer más capital económico, el gobierno mexicano se vio en el imperativo de crear leyes como la promulgada en 1973 en referencia a promover la inversión extranjera.

También fueron vitales los acuerdos como el GATT que México firmó a mediados de los ochenta y el TLCAN en los años noventa y, finalmente, la LIE publicada en 1993, donde se incluirían figuras ya creadas en la ley anterior a la LIE, como la Comisión y el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras.

A pesar de las vertientes a favor o en contra de la inversión extranjera, ésta por su parte ha beneficiado al país en aspectos como la generación de empleos y en contribuciones al gasto público, que permiten mejorar el bienestar de la sociedad. De igual forma, la LIE, a través de los lineamientos sobre las actividades reservadas y reguladas, así como las figuras como la Comisión y las sanciones aplicables al contravenir lo dispuesto en ella, hacen que la inversión extranjera sea especialmente regulada y encaminada a beneficiar a México.

En cuanto a las contribuciones al Estado generadas por encontrarse en los supuestos que dan origen a la obligación, será para mejorar la calidad del Estado y la sociedad. Entre las mejoras propuestas hechas por los autores de la presente investigación, para emplearse en esta Ley, y así pueda ser aplicada de manera eficiente, se encuentran las siguiente: 1.

La liberación de ciertas actividades reservadas al Estado y a los mexicanos, como la industria petroquímica básica pero sólo parcialmente, es decir, permitir la participación de inversionistas extranjeros en el capital social de la actividad en proporción no mayor al 49% y con vigilancia del gobierno mexicano, previo un estudio del impacto en el gasto público.

Aun cuando está en proceso final la reforma energética, sólo se sugiere en ese ramo.2. En las actividades reservadas a los ciudadanos mexicanos, los servicios de telecomunicaciones, por ejemplo, los de radiodifusión, otros de radio y televisión, distintos de televisión por cable.

En este rubro será para dar más competitividad a esta industria, además de generar más empleos directos e indirectos.3. Sobre la generación de fuentes de trabajo por parte de la inversión extranjera, se propone la inspección por parte de la CNIE más vigilancia para las empresas propiedad de inversionistas extranjeros para que se respeten sus derechos a sus empleados y crear sanciones e infracciones para multar a quienes no las acaten o infrinjan.4.

Pero la mayor propuesta es una sana competencia en las sociedades de la nación y aquellas que cuenten con participación de extranjeros para no afectar a la economía de México. Reconociendo la importancia y la buena implementación de la legislación actual, pero asimilando aún más las fallas en los procesos o disposiciones de la misma Ley.

  • Las propuestas expuestas harán que la LIE sea una legislación eficiente para toda la nación, brindándole un grado de competitividad comercial al país y un desarrollo económico sostenido importante, que se reflejará especialmente en el bienestar social.
  • Notas 1 Ley de la Inversión Extranjera (LIE), Diario Oficial de la Federación, 9 de abril de 2012, artículo 31, disponible en http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/44.pdf (consultada el 26 de septiembre de 2013).

Agradecemos la participación del Lic. Fernando Salazar Bernal, Mtro. Luis Hernán Lope Díaz, Mtra. Mayra García Govea y Mtra. Violeta Manguin Guixeras por sus valiosas contribuciones como coautores.2 Dussel, Enrique, La inversión extranjera directa en México: desempeño y potencial: una perspectiva macro, meso, micro y territorial, México, Siglo XXI, 2007, p.80.3 Díaz, Luis y Morones, Guadalupe, Inversión extranjera; derecho mexicano y derecho internacional, México, Themis, 2001, p.80.4 Barrera, Jorge, La Regulación jurídica De las inversiones extranjeras en México (Análisis de la Ley, el Reglamento y de las resoluciones de la Comisión), México, UNAM, 1981, p.34.5 Serrano, Fernando, Historia mínima de las constituciones en México, México, El Colegio de México, 2013, p.88.6 Díaz, Luis y Morones, Guadalupe, Inversión Extranjera., cit., p.120.7 El apartado al que se hace referencia se encuentra en la quinta parte del TLCAN, denominada «Inversión, servicios y asuntos relacionados», en el capítulo XI «Inversión» compuesto de 38 artículos.8 Ley de la Inversión Extranjera (LIE), Diario Oficial., cit.9 Arellano, Carlos, Derecho internacional privado, México, Porrúa, 1995, p.202.10 Ley de la Inversión Extranjera (LIE), Diario Oficial., cit., artículo 17.11 Ibidem, artículo 17 A.12 Ibidem, artículo 5o.

Las actividades exclusivas del Estado son aquellas que por su carácter de estratégicas, el Estado limita su explotación y administración para sí mismo, mientras las reservadas a los mexicanos, lo son por su carácter de proteger estas actividades de conflictos de competencia desleal que los extranjeros podrían dirigir hacia ellas.

Las que están en regulación específica se encuentran con ese carácter para que el gobierno mexicano pueda regular y vigilar el comportamiento de la participación del capital extranjero en los rubros previstos.13 Ibidem, artículo 7o. Respecto a esta ultima fracción, tenemos más actividades económicas y sociedades en las que puede participar la inversión extranjera en 49% como lo son las afores; aquellas que fabriquen y comercialicen explosivos, armas de fuego, cartuchos, municiones y fuegos artificiales (sin incluir la adquisición y uso de explosivos para actividades relacionadas con la industria y extracción, ni la elaboración de mezclas explosivas para el consumo de dichas actividades) impresión y publicación de periódicos para circulación exclusiva en territorio nacional etcétera.14 Idem.15 Ibidem, artículo 8o.16 Idem.17 Escoto, Roxana, Banca comercial, Costa Rica, Universidad Estatal, 2007, p.123.18 Ley de la Inversión Extranjera (LIE), Diario Oficial., cit., artículo 2o.

Cabe mencionar que la Ley sólo hace referencia a lo plasmado en la carta magna en su artículo 27, con fecha de su última reforma el 20 de diciembre de 2013. Donde ya plasma cambios importantes como la concesión de compra de tierras en la zona restringida. Esto condicionado a que el uso de las tierras sea destinado para vivienda única y exclusivamente; además, el uso de las tierras no debe tener un fin comercial, industrial, agrícola o cualquier otro que implique explotación económica directa o indirecta que derive de un uso a la vivienda o casa habitación.

En caso de que las tierras sean destinadas a un uso distinto al de vivienda, la Ley establecerá los procedimientos para que el extranjero pierda los bienes adquiridos en beneficio de la nación.19 Ibidem, artículo 14.20 Ley de la Inversión Extranjera (LIE), Diario Oficial., cit., artículo 29.21 Ley de la Inversión Extranjera (LIE), Diario Oficial., cit., artículos 35 y 36.

¿Qué es el inversionistas extranjeros en México?

¿A quiénes financiamos? –

Inversionistas extranjeros en México: Personas físicas con actividad empresarial o empresas con nacionalidad distinta a la mexicana que invierten en el país dentro de sectores productivos vinculados al comercio exterior o a la generación de divisas. Empresas mexicanas con capital extranjero: Personas físicas con actividad empresarial o empresas mexicanas que cuentan con participación de capital extranjero en su capital social y que participan en actividades vinculadas al comercio exterior o a la generación de divisas.

¿Cuál es la inversión extranjera en México?

México captó el 17% de la inversión extranjera directa (IED) a la región en 2022, según informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal) en un reporte el lunes. La segunda economía de Latinoamérica lleva tres años consecutivos con incrementos en IED y, en el primer trimestre de 2023, el monto ya suma 18.600 millones de dólares, por lo que «hay fuertes indicios» de que la tendencia al alza continúe, ha asegurado el secretario ejecutivo de la Cepal, José Manuel Salazar-Xirinachs, en una conferencia de prensa este lunes.

Eventos extraordinarios como la fusión entre la televisora estadounidense Univisión y la mexicana Televisa, o la reestructuración financiera de la aerolínea Aeroméxico impulsaron la IED al país en 2022, reconoció la Cepal en su más reciente informe, sin embargo, descontando estos eventos, la inversión a México se incrementó un 17% entre 2021 y 2022.

Los sectores que más se beneficiaron fueron el de servicios y manufactura, en donde las inversiones en industrias metálicas básicas y alimentarias fueron los más grandes receptores, encontró la Cepal. Solo el sector automotriz, de partes y componentes, recibió el 12% del total de las nuevas inversiones en 2022.

Eso no sucedería si México no tuviera el clima de inversión adecuado y las condiciones adecuadas, que incluyen la oferta de mano de obra calificada, la existencia del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, que también ayuda muchísimo», ha comentado Salazar-Xirinachs. «México es un país altamente industrializado, tiene clústeres aeroespacial, automotriz, de software dispositivos médicos.

hay una serie de círculos virtuosos de que cuando ya se tiene competitividad, masa crítica, recursos humanos, logística de transporte para la exportación, para la producción, y se tiene la interlocución con toda una serie de instituciones adecuadas», ha agregado el funcionario de la Cepal.

A partir de tensiones comerciales entre EE UU y China, comenzó una tendencia entre empresas globales de reubicar sus plantas u operaciones de Asia a países «aliados» de Norteamérica y «México es uno de los países que más se beneficia de estos cambios geopolíticos», ha explicado el funcionario de la ONU.

«Hay fuertes indicios y evidencias de que se va a profundizar la tendencia» hacia el nearshoring, «por las condiciones geopolíticas y en reconfiguración a las cadenas de valor entonces uno esperaría que esta tendencia que ya se detecta en 2022 se profundice en 2023, ha dicho Salazar-Xirinachs.

También el lunes, por su parte, el departamento de análisis económico del banco BBVA publicó los resultados de su encuesta a profesionales de parques industriales en México sobre el nearshoring, «Desde el inicio de la guerra comercial entre China y EE UU en 2018, se recibieron 830 nuevos inquilinos extranjeros, 20% de origen asiático.

Esto representa un promedio de 207 nuevas empresas por año entre 2018 y 2022″, ha encontrado la institución bancaria. Los «resultados confirman interés de empresas por operar en México debido al fenómeno de la relocalización y anticipan mayor llegada de empresas en los próximos dos años», aseguran analistas de BBVA, pero «se requiere de un cambio en la política energética, de suministro de agua y una reducción en la criminalidad para maximizar esta oportunidad».

¿Cuántos inversionistas hay en México?

Número de cuentas de inversión en México ¿Cuántas mujeres invierten en el mercado accionario de México? La cifra ha seguido sumando mexicanos. En noviembre de 2022, el dato creció 48% a cuatro millones 576.136 usuarios.

¿Qué país sobresale en inversiones extranjeras en América Latina?

Con respecto a los países origen de los flujos, Estados Unidos (EE UU) y la Unión Europea (UE) se mantienen como los principales inversionistas en Latinoamérica. EE UU incrementó sus inversiones en un 46% con respecto al 2021, mientras que los recursos de UE crecieron un 20%.

¿Qué importancia tuvo la inversion extranjera en México durante el porfiriato?

1 Rosenzweig, Fernando; «El desarrollo Económico de México de 1877 a 1911», El Trimestre Económico, (.) 2 Ibid.p.407

1 Profundas transformaciones en la vida económica de México resultan del balance económico del período porfirista; el rasgo mas notable en la economía mexicana a lo largo de siete lustros que duró (1876-1911) fue la tendencia a crecer que la producción mostró en sus diferentes ramas -primaria, manufacturera y de servicios- tanto en términos absolutos como en la magnitud relativa 1,

3 D’Olwer Nicolau, Luis; Las inversiones extranjeras, Daniel Cossío Villegas, (Coord.), Historia Mod (.)

4 Por una parte, tienen lugar una serie de importantes cambios políticos y, por la otra, la inversión extranjera alcanza características relevantes. Los últimos meses de la primera presidencia de Díaz (1876-1880) y los cuatro años del período del general Manuel González, de febrero de 1880 hasta noviembre de 1884, marcan un reajuste en la vida política mexicana sobre inversiones extranjeras.

4 Cardoso, Ciro; México en el Siglo xix, Nueva Imagen, México 1980, p.271.

6 A veces se tiene incluso la convicción de que suscitaron el crecimiento económico del período, lo que es una simplificación obsesiva. Los capitales pese a su importancia como factor, no podían haber trascendido sin importantes cambios estructurales internos previos 4,

5 Besserer, Francisco; El Sindicalismo minero en México 1900-1952. México, Edit. Era 1982, p.13.

7 Al tener, durante el porfiriato, el poder Ejecutivo mayor espacio político, suceden importantes cambios legales en relación con la actividad minera. En primera instancia, por lo que se refiere al marco legal de la minería, el porfiriato marcará una tajante diferencia con sus antecesores.

6 Nava Oteo, Guadalupe; La minería bajo el Porfiriato. México en el Siglo xlx, Op. Cit. pp.340-341

8 El primer paso contundente se da en las postrimerías del gobierno de Manuel González. Al finalizar ese gobierno (1884) se expiden las leyes mineras, siendo con Porfirio Díaz, en 1887 y 1892, cuando de manera definitiva caen las barreras al capital extranjero en lo referente a minería.

7 Ibid, p.42.

9 Al cambiar, pues, el marco jurídico se dió entrada a una demanda del capital externo, consistente en asegurar concesiones más extensas y libre explotación de parte de los estados en donde se haría la inversión. En 1884 se iniciaron las modificaciones a una legislación que, en esencia, databa de la Colonia.

8 Rosenzweig, Fernando; Op. Cit.p.407. 9 Cardoso, Ciro; Op. Cit.p.269.

11 Los cambios en el sistema hacendario se dieron entre 1880 y 1896, destacan entre ellos la abolición de las alcabalas que, como se recordará, eran contrarias a la integración de los mercados locales a espacios económicos mayores, pues cada uno de ellos tendía a abastecerse por sí mismo.

  1. Las aduanas interiores, responsables del cobro de alcabala, constituían una densa red que aislaba a los mercados no menos eficazmente que la adversa topografía y las precarias comunicaciones 8,
  2. Además en el fondo esta reorganización al sistema de imposiciones restó poder económico a los estados, cuya administración pasó a ser dependiente del gobierno federal 9,12 Otro punto importante es el de las relaciones diplomáticas entre México con Inglaterra, Francia y Alemania.

Relaciones que estaban suspendidas ya sea por los resentimientos políticos resultantes de las invasiones o bien por el no reconocimiento, por parte de los gobiernos republicanos, de las deudas contraídas por el gobierno de facto. Situación que había congelado la cartera de préstamos del país.

10 Cardoso, Ciro; Op. Cit.p.270.

13 A partir de entonces se reestableció el crédito del gobierno mexicano, abriendo camino a la posibilidad de obtener nuevos empréstitos destinados, entre otros fines, a impulsar la política de fomento 10,

11 Ibid, p.291.

14 El campo que mejor expresa un proyecto o una intención de intervenir en la economía por parte del Estado es el de los transportes. Específicamente el impulso que se dio a los ferrocarriles. Esta parcela ilustra bien cómo se conectan estos cambios políticos y legales.

Es decir, cómo un cambio superestructural tiene su expresión en un hecho concreto. En este caso, la política ferroviaria. Empecemos por señalar que, amparado en la ley de 6 de junio de 1887, Díaz subvencionó la construcción de vías férreas, lo que significó que el Estado se comprometió a ayudar en la construcción de las vías, obras cuyo costo variaba entre 6 y 8 mil pesos por kilómetro, dependiendo de la dificultad técnica del trazo.

Se concedió además un derecho de vía de 60 metros a cada lado de las líneas. Area que, en caso de contener yacimientos minerales, era concedida a las empresas constructoras, entregándoles también los terrenos necesarios para levantar edificios administrativos, talleres, patios, etcétera 11,15 Hasta aquí se ha intentado hacer referencia a una situación general que da cuenta de la forma en que se ajustan los mecanismos políticos legales durante el porfïriato, para enseguida hacer, una presentación general del ingreso de la inversión extranjera al país.

12 Rosenzweig, Fernando; Op. Cit., p.432.

16 Notoria era, a finales de la séptima década del siglo diecinueve, la escasez de capitales extranjeros interesados en invertir en México, pese a que el país podría ser comparado con una mina riquísima, cuyo dueño carecía de lo necesario para trabajarla 12,

13 D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit., p.978.

17 Abiertas las puertas al capital, y aún cuando su arribo no se dio de inmediato las tres décadas de gobierno de Díaz se caracterizan por algo peculiar: el desarrollo de la inversión extranjera. No es que antes ésta no hubiera entrado a México e incluso obtenido concesiones del gobierno federal.

  1. Lo que sucede es que entonces alcanza un nivel insospechado 13,18 Por otra parte, hay que distinguir dos tipos de inversionistas ligados con empresas.
  2. Por un lado, empresas que llegan con escaso capital y prácticamente logran acumularlo o reproducirlo más dentro del país al vincularse con la producción de necesidades internas.

Por el otro, empresas que traen sus caudales y cuya inversión es directa o indirecta (este sería el caso de los más frecuentes del porfiriato).

14 D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit., p.1168.

19 A su vez, existe una diferencia sustancial entre las inversiones indirectas, que no son sino préstamos, y las directas, que siempre significan, quiérase o no, una cierta intromisión extranjera en la vida económica nacional 14,

15 Rosenzweig, Fernando; Op. Cit., p.431. 16 «Los especuladores eran particularmente sensibles a la influencia de la propaganda, que a veces se (.) 17 Rosenzweig, Fernando; Op. Cit., p.432.

20 Algo que salta a la vista en esta política de acercamiento al capital extranjero en relación con el régimen porfirista como estado promotor; es que marca una ruptura o abre una nueva etapa signada por la consolidación de un gobierno fuerte capaz de mantener la paz interna y de reformar el campo de las finanzas para ampliar las bases internas de los ingresos y sanear sus créditos en el exterior para, a partir de ello, enfrentar las necesidades de promoción de la economía.

  • Estas necesidades consistían, sobre todo, en mantener un clima propicio para estimular al capital interno y atraer el externo, y emprender obras necesarias -escuelas, hospitales, puertos, urbanizaciones- realizables únicamente con recursos y merced a la acción del Estado 15,
  • Dicha política estatal de promoción, que incluía amplia información subvencionada en torno a las facilidades de enriquecimiento en el paraíso mexicano por medio de la inversión europea 16 dio resultado inesperado a la postre.

En los primeros tiempos del porfiriato, hacia 1884, las inversiones extranjeras en México ascendían apenas a 110 millones de pesos. En 1911 su monto se elevaba ya a 3,400 millones de pesos 17,21 Un rasgo interesante, que se desprende de esa colocación de inversiones, es que la presencia del capital imperialista se concentra en ciertos polos que coinciden con la necesidad de contar con determinadas materias primas y con el ansia de obtener mayores beneficios.

18 D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit., p.978.

22 Ahora bien, es necesario reflexionar en general en torno a la coyuntura específica en que se desarrolla el capitalismo en el último tercio del siglo pasado. En dicha perspectiva se tienen dos espacios interrelacionados: uno que corresponde al país receptor de la inversión, cuyo nivel de desarrollo es de capitalismo incipiente, y el otro, en este caso el país con capital disponible, que se ubica en una fase de expansión imperialista.

  • Desde este ángulo se tendría por una parte, el ansia de mejoras materiales apuntada ya, con enorme vehemencia, durante los primeros gobiernos del la República Restaurada; por otra, la convicción cada vez más consciente de que el capital mexicano no bastaría para satisfacer esa ansia.
  • Y, por otro lado, las facilidades del mercado monetario en los países capitalistas 18,

CUADRO No.1. DISTRIBUCION POR CAMPOS DE COLOCACION DE LAS INVERSIONES EXTRANJERAS EN MEXICO. AÑO DE 1911. 23 Fuente: Rosenzweing, Fernando; Op. Cit.p.432.

* Aunque hay que señalar que los sectores mercantiles y manufactureros (textil) de la economía evide (.) 19 D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit., p.979.

24 La apatía de un mercado interno de capitales * que se retraen y no invierten, se combina con una situación económica más amplia, caracterizada por un liberalismo económico que otorga absoluta libertad de capitales. Y a ello, hay que agregar las condiciones internas de las potencias europeas y estadounidenses, que echan, en una inserción o «penetración pacífica», las bases impulsoras de esta corriente inversionista de orden económico: la necesidad de contar con materias primas para nutrir sus industrias y el natural deseo de ensanchar sus mercados de exportación y otra más dominante, que es estrictamente financiera: la plétora de dinero producto del auge industrial y consiguiente desarrollo del comercio 19,

20 D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit.p.986. * Lo paradójico de ello es que buena parte de sus capitales, invertidos en forma directa los hace co (.) 21 Ibid, p.987.

25 Algo que llama la atención en este proceso es el flujo de capitales extranjeros que se da en una forma parsimoniosa y unilateral 20, Motivos políticos que hacen que esto sea así. En 1880 aun no cicatrizan los resentimientos políticos resultantes del reconocimiento por parte de las potencias europeas del gobierno de facto encabezado por Maximiliano.

22 Leal, Felipe L.; La burguesía y el Estado Mexicano. El Caballito, México, 1972.p.81

26 La expectativa de las potencias europeas deja a Estados Unidos de América sin competencia durante las dos primeras décadas porfi-ristas. Y conforme se consolida, se advierte un paulatino ascenso del papel jugado por los intereses estadounidenses en la economía nacional, en demérito de la influencia británica 22 con la expansión económica. 27 Fuente: Tattersall, James: The impact of foreing investment on Mexico 1876-1920, pp.121-123. Citado por Gómez Serrano, Jesús; Aguascalientes Imperio de los Guggenheim. México septiembre/80; 1982.28 Lo que se advierte en relación con la inversión estadounidense en México es que, en el caso de los ferrocarriles, se mantiene en aumento constante durante el porfïriato, pues de 335 millones en 1880 se pasa a 644 en 1911, lo que significa un crecimiento de 52 por ciento; pero además se nota la interrupción en la década de 1911 a 1920. 29 Fuente: D’Olwer Nicolau, Luis; OP. Cit.p.1103.30 De acuerdo a como se distribuye el capital estadounidense, se puede inferir que; por una parte hay orientación global del capital en el norte de México. Dos parecen ser las razones. Por un lado, la proximidad geográfica y, por otro, el hecho de que un 25 por ciento de su inversión total tiene que ver con minería, siendo precisamente en los estados del norte donde se descubren importantes vetas de minerales industrializables.31 Además, no se puede negar que los ferrocarriles, -otro renglón de inversión muy importante- normalmente fueron construidos para favorecer a la actividad minera. 32 Fuente: D’Olwer Nicolau, Luis, Op. Cit.p.1103.33 La «penetración pacífica» de Estados Unidos generó oposición interna y externa -lo que explica en parte la forma en que se distribuyeron las inversiones en los ferrocarriles y las minas-. En lo interno el avance de los capitales de Estados Unidos de América se consideró un hecho que vulneraba la soberanía, dejando latente los riesgos de una agresión.34 En lo externo, los países europeos veían con recelo la invasión económica de Estados Unidos de América en México, lo que obligó a que invirtieran en nuestro país, sin condicionar la inversión al pago y reconocimiento de la deuda pública.

* En el caso de Francia se partía del antecedente de los barcelonetes. La inversión francesa en las (.)

35 Francia * que sería el tercer país inversionista de importancia en México, canalizó sus incrementos a los campos de la banca, el comercio, los ferrocarriles y los servicios públicos.36 Estos últimos son importantes en la medida en que son la concreción del desarrollo y el buen funcionamiento de la industria.

  1. Este sector a su vez, no rompe con la tendencia analizada.
  2. Es una rama controlada también por el capital extranjero que gozan de las prerrogativas resultantes de la subvención otorgada por el Estado porfirista.
  3. En este caso (cuadro 5), Gran Bretaña ejerce prácticamente el monopolio, con un total de 89 por ciento, mientras que sorprendentemente, Estados Unidos sólo participaba con apenas el cuatro por ciento del total de la inversión extranjera.

CUADRO No.5 INVERSIONES EN EMPRESAS DE SERVICIOS PÚBLICOS (Teléfono, Telégrafos, Agua, Luz y Fuerza) 37 Fuente: D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit.p.1089.38 En consecuencia, se puede concluir esta parte señalando que entre 1877 y 1911 la inversión extranjera fue, además del canal de acaparamiento de importantes campos económicos por parte de las respectivas metrópolis patrocinadoras, un catalizador importante en la vida económica interior de México, en la medida que aceleró el tránsito de una estructura mayoritariamente agraria a una nueva, de industria incipiente.

23 Guerra, Javier, Territorio Minado. Más allá de Zapata en la Revolución Mexicana. Revista nexos, Ma (.)

39 La extracción de minerales ha sido en la historia económica de México un punto de apoyo esencial, tanto en el desarrollo regional como en la captación de ingresos. Las minas fueron el motor de la expansión de la Nueva España. En función a ella se organizaron, los poblamientos, la agricultura y el comercio.

24 Besserer, Federico; Op. Cit.; pp.17.

40 Incluso se debe ver en ella la palanca que permite colonizar algunas regiones aisladas de los centros urbanos, dependiendo no sólo en sus instalaciones productivas, sino aún en la infraestructura de vivienda, comercio, servicios y, en general de todos los aspectos de la vida cotidiana, de la entera iniciativa del capital extranjero 24,

25 Rosenzweig, Fernando; Op. Cit., pp.427-428.

41 Sin embargo, antes de llegar al auge productivo que alcanzó en el porfiriato, el estado que aguardaba esta actividad productiva en el último tercio del siglo diecinueve era semejante al de la industria, el transporte y los servicios públicos, es decir se encontraba trabada por técnicas de producción atrasadas, heredadas de la colonia.

  1. Empleaban mucho trabajo humano y fuerza animal con la inevitable característica de tener una baja producción a muy altos costos.
  2. Este atraso técnico bloqueaba la posibilidad de generar excedentes que le permitieran transformarse, y menos aún que fuera a fortalecer a otros sectores de la economía, tal como había ocurrido, por ejemplo en sus años de florecimiento durante la última parte de la época colonial 25,42 Ante esta situación de grave atraso, las posibilidades de modernizar la minería se inscribe en el proyecto liberal del Estado porfirista encaminado a echar las bases jurídicas y la infraestructura productiva necesaria que permitiera un crecimiento económico, aprovechando un período de estabilidad política.

En este caso el marco jurídico quedó expresado en la ley 6 de junio de 1892, que en particular instauró la propiedad a perpetuidad e irrevocable de las concesiones mineras.

26 Guerra, Javier; Op. Cit., p.37.

43 Al poco tiempo de emitida esa Ley -dado que daba respuesta a una demanda del capital externo en el sentido de que se requerían condiciones amplias y extensas para efectuar las explotaciones- se presentaron 847 solicitudes de consolidación de títulos de propiedad y en 1894 el total de las mismas era de 5,396.

Al mismo tiempo, los gobiernos federales y estatal otorgaban cada vez más tierras a las compañías mineras, junto con los monopolios locales del comerció, la instalación de ferrocarriles privados, electricidad, telégrafos y teléfonos, para la construcción de carreteras y, las instalaciones requeridas para el tratamiento de los mineros, etcétera.

Con esta situación jurídica favorable, los títulos de concesiones mineras pasarán de 797 en 1893 a 11 mil 865 en 1900-1901 y a 30 mil 837 en 1910-1911 26,44 Con la expedición de la Ley 6 de junio de 1892 se allanó el camino a la inversión de capitales en el sector minero.

* La diversificación productiva de la minería supuso una paulatina transición de una industria apoya (.)

45 Sin embargo, aún cuando la Ley otorgaba preferencia, en primera instancia, a inversionistas mexicanos, estaba más bien hecha para atraer a los capitales extranjeros, pues los capitalistas autóctonos carecían de recursos económicos suficientes para montar y echar andar una infraestructura a la altura de la que se requería a finales del siglo diecinueve. *

27 Nava Oteo, Guadalupe; La Minería, Daniel Cossío Villegas, (Coord.) Historia Moderna de México. El (.)

46 El mayor obstáculo a la modernización provenía pues de la falta de recursos financieros. En efecto, según informes recabados a finales de 1877, las minas mexicanas contaban con un capital de 826 mil 500 pesos. El 54 por ciento estaba invertido en la zona centro, un 42.35 por ciento en la zona norte y el 3.69 por ciento restante en el pacífico Norte 27,

28 Besserer, Federico; Op. Cit., p.18.

47 En la minería del porfiriato se sigue, al igual que en el campo de los ferrocarriles, una política de atracción de inversión extranjera. Incluso fue uno de los sectores de privilegio para la inversión y el control extranjero. De 1888 a 1910 las inversiones mineras crecieron en 340 por ciento alcanzando en 1911 un total de cerca de 324 millones de dólares.

29 Besserer, Federico; Op. Cit., p.19.

48 Ahora bien, los resguardos jurídicos y políticos de las compañías extranjeras y su alta capacidad provocaron en la minería mexicana un giro de ciento ochenta grados; a partir de la última década del siglo diecinueve se pasó de la producción en pequeña escala a la obtención de miles de toneladas por año, y sobre todo, al control comercial de los minerales, al otorgarles un carácter monopólico explicable por el monto de las inversiones requeridas por esta actividad, que no sólo requirió de grandes inversiones en la compra y explotación de fundos sino también la instalación de plantas concentradoras y fundiciones, la construcción de redes de ferrocarril para unir los complejos minero metalúrgicos con los puestos de embarque, sin olvidar que muchas empresas tuvieron que asumir la tarea de erigir y construir campamentos y pueblos mineros 29,

* La inversión estadounidense se ubica en los campos cupríferos del norte; como se nota en el cuadro (.)

49 Por otra parte, si bien el régimen porfirista establecía la igualdad y las posibilidades de inversión en campo mexicano a cualquier potencia que contara con capitales suficientes, el caso de la minería, al igual que de ferrocarriles, pone de relieve la «penetración pacífica» del capital estadounidense *,50 En 1885 se percibe ya una integración demasiado estrecha de la minería nacional con la economía estadounidense. 51 Fuente: D’Olwer Nicolau, Luis; Op. Cit.p.1090.

* En el caso de Francia es interesante que no se mencione la de fundición del Boleo, que empezó a fun (.)

CUADRO No.6. LA PARTICIPACION DE LA INDUSTRIA MINERA EN 1911 * 52 Fuente: Bernstein Marvin, D. The Mexican Mining Industry, 1890-1950, State University of New York, 1964.p.75.

** Una característica relevante, que define el papel de ENCLAVE de la producción minera estadounidens (.)

53 En 1911, según se desprende del cuadro 6, la participación estadounidense ** es estrictamente mayoritaria con una característica específica el hecho de haber montado plantas fundidoras. El país que le sigue de cerca es Gran Bretaña, pues tuvo una participación destacada en el mineral El Oro en el Estado de México.

  • Por su parte, Francia registra su inversión en dos minerales: Compagnie du Boleo, en Baja California Sur y la Compañía Dos Estrellas, en Michoacán.
  • Aunque por el monto señalado, al parecer se trata de la primera compañía.
  • Llama la atención, además, el monto de lo que serían capitales mexicanos, aunque, a decir verdad, éstos se formaron con participación de empréstitos extranjeros.

Mapa No.1 SONORA, SINALOA Y BAJA CALIFORNIA (1880-1910) PRINCIPALES CENTROS MINEROS

* El Municipio de Mulegé (circunscripción donde se encuentra el mineral El Boleo) contaba en 1877 co (.)

54 Un punto que da pie a la reflexión es, la relación que se establece entre la actividad minera y la población. Es decir: la minería generó importantes núcleos de población que trajeron como consecuencia el crecimiento de las regiones donde surgieron fundos mineros.

Empecemos por señalar que la relocalización de la actividad minero metalúrgica hacia la frontera norte del país estimuló el crecimiento de los estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Duran-go y Baja California Sur, cuyo Municipio que crece es el de Mulegé *,55 Las cifras que aparecen en el cuadro 7 permiten observar su incremento poblacional.

Debe recordarse que en numerosos minerales era notoria la escasez de mano de obra, como resultado de las características geográficas que impedían la construcción de sólidas fuentes locales de aprovisionamiento. Lo anterior propició fuertes migraciones internas que dieron pie a los desplazamientos de mano de obra del centro hacia los nuevos núcleos de actividad minera, fabril y agrícola del norte y del noroeste del país.

Y dio lugar a un mercado de trabajo que operaba en condiciones más libres si se le compara con los del centro y el sur del país. Además, eran mejores los salarios y mayores las posibilidades de contratarse en trabajos diferentes. Tres poblados surgieron entonces de la «noche a la mañana» y bajo este esquema El Boleo en Baja California y Cananea y Nacozari en Sonora.

Los tres contaban al iniciar el último tercio del siglo xix con doscientos habitantes aproximadamente; al comenzar el presente siglo rebasaban los 9 mil habitantes. CUADRO No.7 POBLACION POR ENTIDADES FEDERATIVAS AÑOS DE 1877 A 1900 56 Fuente: Estadísticas Sociales del Porfiriato 1877-1900.

30 Besserer, Federico; Op. Cit., p.21.

57 Sin embargo, los procesos de migración y poblamiento de esas regiones no eran mecánicos; fue necesario que las empresas mineras crearan una fuerza de trabajo libre relativamente estable y capaz de adaptarse a nuevas condiciones tecnológicas de trabajo.

31 Ibid.

58 Otro problema ligado al de las minas-población es la llegada repentina de trabajadores extranjeros y con mayor experiencia. Este proceso parece inicialmente natural, dadas las exigencias tecnológicas de una minería en proceso de modernización. Sin embargo, la presencia de extranjeros generó graves contradicciones sociales que se manifestaban en diferencias étnicas o en las ocupaciones de puestos claves en el proceso de trabajo.

  1. Así, con la creciente especialización de tareas y oficios impuestos por el uso de la nueva tecnología minera, cierta categoría laboral, como la de contratista -capataces, mayordomo, capitanes, electricistas y mecánicos- fue reservado a los extranjeros.
  2. Los mineros mexicanos, en cambio, desempeñaban los oficios tradicionales de barretero, carpintero, peón quebrador, paletero y limpiador 31,59 Sin embargo, las deficiencias que encontró la inversión porfirista en relación a la fuerza de trabajo reclutada en comunidades agrícolas, fueron resueltas por la novedosa actividad minera de fines de siglo pasado.

En efecto, el cambio en las técnicas de producción terminó por subordinar y transformar a este proletariado minero; al mismo tiempo que educó a esta novel fuerza de trabajo campesino, propició con su calificación un incremento en la producción minero-metalúrgica al lograr un mayor rendimiento por trabajador.60 El norte mexicano, recibió las primeras luces del siglo xx, mostrando orgulloso a la minería como el eje alrededor del cual se agrupaban diversas actividades económicas; cierto, con la implantación masiva de grandes compañías mineras, la constitución de grandes propiedades en manos extranjeras y la construcción de los ferrocarriles mineros, los efectos colaterales no se hicieron esperar; crecimiento poblacional, diversas actividades comerciales; impulsó una importante infraestructura complementaria como el uso del teléfono, electricidad y vías férreas secundarias.

¿Qué son las inversiones extranjeras?

Inversión Extranjera Directa Cual Fue La Nacionalidad De Los Principales Inversionistas Extranjeros Durante El Porfiriato La Inversión Extranjera Directa (IED) es aquella inversión que tiene como propósito crear un interés duradero y con fines económicos o empresariales a largo plazo por parte de un inversionista extranjero en el país receptor. La literatura y evidencia empírica identifican a la IED como un importante catalizador para el desarrollo, ya que tiene el potencial de generar empleo, incrementar el ahorro y la captación de divisas, estimular la competencia, incentivar la transferencia de nuevas tecnologías e impulsar las exportaciones; todo ello incidiendo positivamente en el ambiente productivo y competitivo de un país.

La Dirección General de Inversión Extranjera (DGIE) es la Unidad Administrativa de la Secretaría de Economía encargada, entre otras cosas, de emitir resoluciones administrativas bajo la Ley de Inversión Extranjera; administrar y operar el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (RNIE); elaborar y publicar estadísticas sobre el comportamiento de la IED en el territorio nacional; fungir como Secretaría Técnica de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras; representar a México ante los foros internacionales de inversión; coadyuvar en la promoción y atracción de inversiones; difundir información y estudios sobre el clima de inversión en el país e instrumentar lineamientos de política pública en materia de IED.

Si quieres conocer información relativa a promoción de inversiones, te invitamos a consultar, organismo encargado de coordinar las estrategias dirigidas al fortalecimiento de la participación de México en la economía internacional. Aplica las reglas para canalizar la inversión extranjera hacia el país, emitiendo las resoluciones administrativas necesarias para la que los inversionistas extranjeros participen en actividades económicas en México.

¿Cuáles son los países que tuvieron mayor inversión en México en el último trimestre y en qué rubros en que vinieron a invertir?

Por país de origen: Estados Unidos aportó el 39,1 %, seguido de Canadá, con el 9,5 %; España, con el 7,1 %, y Argentina con el 4,9 %. Japón representó el 3,9 % y el Reino Unido el 3,8 % mientras que los restantes, no especificados, aportaron el 31,7 % restantes.

¿Cuál es la inversión nacional?

Es el total de la inversión pública y privada que se realiza en el territorio para incrementar o reponer los activos fijos, referido como porcentaje al producto interno bruto (PIB) en un año particular.

¿Qué es la inversión extranjera indirecta ejemplos?

¿Qué es la Inversión Extranjera Indirecta? – Concepto y Uso – La Inversión Extranjera Indirecta ( IEI La Inversión Extranjera Indirecta es la inyección de capital a una entidad de determinado(.) Detalles del término » data-mobile-support=»0″ data-gt-translate-attributes=»»>IEI ) es el préstamo que realiza un país al exterior, ya sea mediante organismos privados o a través del Gobierno. Otra forma de llevar a cabo esta inversión es colocando los valores bursátiles oficiales del país receptor en bolsas de valores. Entre los principales productos que conforman a la IEI La Inversión Extranjera Indirecta es la inyección de capital a una entidad de determinado(.) Detalles del término » data-mobile-support=»0″ data-gt-translate-attributes=»»>IEI, destacan los fondos de inversión, así como los planes de pensiones.

¿Cuáles son los países que apoyan a México?

Como socios de cooperación triangular –

Contamos con socios estratégicos como Alemania, Brasil, Corea, Chile, España, Francia, Estados Unidos, Indonesia, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Singapur, Suiza, Turquía, Uruguay, Nueva Zelandia, OMC, PNUD, FAO, CIMMYT, IICA con quienes hemos tenido una colaboración exitosa en iniciativas de cooperación triangular. Los países beneficiarios son principalmente de América Latina y estamos trabajando para llevar a cabo más acciones en beneficio en países de África.

¿Cómo eran las relaciones internacionales durante el Porfiriato?

Como advirtió el gobierno de Venustiano Carranza, las relaciones con América del Sur durante el porfiriato carecieron de peso económico y político. Con esos países no se tuvo una relación diplomática permanente ni sistemática. Las representaciones diplomáticas tuvieron un carácter más bien itinerante y esporádico.

¿Cómo favoreció Porfirio Díaz a Estados Unidos Americanos con la red férrea?

Documento sin título ISSN: 2007-3607 Universidad de Guadalajara UDGVIRTUAL [email protected] México Las contrapartidas de la difusión tecnológica: El impacto económico regional del ferrocarril durante la época del Porfiriato 1876-1911 en México David Ramírez Plascencia 1 [email protected] Universidad de Guadalajara, México Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad, «El incremento de la productividad y competitividad en México: Innovación, conocimiento y desarrollo».

Año 3, núm.5, septiembre 2013 – febrero 2014. Recibido: 26-08-2013 Aceptado para su publicación: 09-09-2013 1 Docente y ensayista mexicano (Guadalajara, 1980). Licenciado en derecho y maestro en ciencia política por la Universidad de Guadalajara. Es politólogo, docente en materias relacionadas con las nuevas tecnologías de la información y comunicación y su relación con la sociedad.

Coordinador de la Maestría en Gestión de Servicios en Ambientes Virtuales en UDGVirtual. Ha publicado ensayos y artículos sobre la regulación de Internet y gobierno electrónico, con especial,interés en temas de censura, brecha digital y gobierno electrónico.

Resumen Rara vez el impacto de la difusión de tecnología es uniforme en una región. La manera en que se difunde y se adopta condiciona la forma en que ésta influye en los procesos sociales, económicos y demográficos en un determinado espacio. Es objetivo es indagar sobre los claro-oscuros de la adopción regional del ferrocarril durante la época del Porfiriato 1876-1911 en México.

De manera específica se busca analizar hasta dónde este adelanto tecnológico favoreció el desarrollo regional durante los años del orden y progreso porfirista. Palabras clave Porfiriato, Ferrocarriles, Adopción de Tecnología, Economía Regional, Innovación.

  1. Abstract Rarely the impact of technology difussion is uniform in one region.
  2. The form it spreads and it is adopted affects the way it influences the social, economic and demographic aspects in a given space.
  3. The object of this article is to investigate the chiaroscuros of regional adoption of railroad during the Porfirian Regime in Mexico 1876-1911.

How far this technological advance favored regional development during the years of porfirian order and progress. Keywords Porfirian Regime, Railroad, Technology Adoption, Regional Economy, Innovation. Índice del artículo Introducción El ferrocarril en México El impacto en las regiones El ferrocarril en Jalisco Conclusión Referencias Introducción Una idea muy arraigada entre los historiadores del Porfiriato señala que el principal papel del ferrocarril en México fue facilitar la creación de un mercado externo que permitiera tanto el flujo de mercancías hacia Estados Unidos, por el lado de la frontera norte, como hacia Europa mediante los puertos de Veracruz o Tampico.

  1. Pero estudios regionales han demostrado que el establecimiento de este medio de transporte también coadyuvó a la integración de un mercado interno.
  2. Dicho entramado llegó a tener en algunas regiones una influencia mayor que la propia exportación hacia fuera (Kuntz, 1995).
  3. En el ámbito interno, los ferrocarriles facilitaron la reciprocidad regional al interconectar los mercados locales, derivando en una mayor circulación de productos y personas.

Aunque en algunos casos, como se verá más adelante, su asentamiento fue negativo para la economía local (Kuntz, 1995). Mediante una revisión de casos a nivel micro es posible apreciar resultados distintos en localidades que llegaron a contar con una estación de ferrocarril.

  1. Muchos lugares se beneficiaron por la adopción de este medio de transporte en sus procesos industriales, en cambio otros se vieron afectados porque no pudieron enfrentar las nuevas condiciones que requería esta economía interconectada.
  2. El propósito de este trabajo es discutir algunos puntos sobre el impacto económico de la adopción de este medio de comunicación durante el Porfiriato.

Se pretende demostrar a través del análisis regional, la inexactitud de considerar al ferrocarril como un catalizador global de la prosperidad económica durante esta época de la historia mexicana. Como se observará más adelante, las respuestas ante los desafíos y ventajas del ferrocarril fueron dispares: algunas regiones, localidades y actores sociales no supieron paliar las desventajas competitivas planteadas por el flujo de mercancías, en cambio otros pudieron dar respuesta a las nuevas necesidades obteniendo grandes beneficios económicos y políticos.

De esta forma (Matthews, 2008), el estudio del impacto del ferrocarril en el Porfiriato sugiere un escrutinio más profundo en cada región, que si bien parte de marcos generales de análisis tendrá forzosamente que lidiar con las particularidades de los resultados que cada localidad y municipio arroja.

El ferrocarril en México La inauguración del tramo México–Veracruz (1870) representa el comienzo del proyecto más ambicioso de la administración porfirista: bajo el lema «Orden y Progreso» se pretende unir al país a través de vías férreas facilitando así el auge económico (Maurer y Gomberg, 2004). El principal objetivo de la construcción del ferrocarril fue favorecer el crecimiento económico del país. Sin embargo, el gobierno mexicano entendió desde un primer momento que introducir este tipo de tecnología requeriría de incentivos y subsidios importante, pocos empresarios estaban dispuestos a invertir en un proyecto que presentaba grandes gastos sin la certeza de la recuperación a corto plazo de los recursos vertidos.

  1. De esta manera, las autoridades federales se hallaron en la disyuntiva entre la generación de ingresos a través de los derechos para implementar el ferrocarril o favorecer la viabilidad del proyecto.
  2. Al final de cuentas, se entendió que sin subsidios no habría ferrocarril.
  3. Entre los años 1882-1885 las erogaciones por este concepto en el gobierno federal se cuadruplicaron con respecto a la más alta erogación realizada hasta entonces (Maurer y Gomberg, 2004).

De igual manera, para garantizar la viabilidad del proyecto ferroviario, los inversores insistieron en la necesidad de llegar primeramente a las minas. Según François Xavier-Guerra (1981) los primeros trazos de las líneas ferrocarrileras se centraron en la conexión de los centros mineros con los puertos y la frontera norte.

Sólo bajo estas condiciones fue posible que las inversiones pudieran ser viables y obtuvieran rendimientos. El ferrocarril buscaba eliminar las asimetrías en comunicación y transporte, al mismo tiempo que promovía la inversión tanto en su construcción, como en otros rubros como el minero, petrolero y manufacturero (Maurer, 1999).

Por esta razón, la creación de una gran red ferroviaria se convirtió en la prioridad central para el gobierno de Porfirio Díaz, teniendo que otorgar muchas garantías y subsidios, no solamente a inversores, sino también a los banqueros, los préstamos por parte de Banamex a la Compañía Constructora Nacional Mexicana (CCNM) se vieron siempre aparejados con intereses más altos (14.2 %) a los que comúnmente se utilizaban (Maurer, 1999).

  • Al principio, la interconexión de los puertos, de la frontera y de los centros mineros hacia la capital, fueron los objetivos principales de las compañías ferrocarrileras.
  • Con el paso del tiempo se fueron agregando líneas secundarias que conectaban los ejes troncales con los mercados regionales, facilitando el transporte de insumos y productos hacia los mercados externos.

El impulso que el ferrocarril dio a la economía se manifestó en un menor costo de transportación e interconexión de regiones. El mercado doméstico se amplió y la movilidad urbana se acrecentó, gracias a que se pudieron saltar algunas barreras internas.

  1. El mercado de granos, por ejemplo, antes de la llegada de los ferrocarriles se caracterizaba por el aislamiento y la desintegración, con el ferrocarril fue posible unir mercados regionales, facilitando una distribución más eficaz y menos costosa de trigo y el maíz entre otros granos (Challu, 2008).
  2. En el Porfiriato (1887-1911) la economía del país recibió un impulso casi milagroso, las líneas ferroviarias dieron un segundo aire a la minería, sector castigado desde la independencia del país, facilitando el traslado de mercancías de un punto remoto a otro.

Otros factores que intevinieron en este repunte fue la hidroeléctrica y la incipiente industrialización, lo que permitió que la producción despegará y que los beneficios económicos fueran muy altos (Frazer, 2006). El impacto del ferrocarril también se manifestó a través de aspectos sociales y políticos, al principio de su mandato Porfirio Díaz tuvo que lidiar con el hecho de que México era considerado desde fuera como un país de forajidos.

  • Para el nuevo régimen era de vital importancia pacificar el país y demostrar su viabilidad económica.
  • En este sentido, sólo se pudo unir al territorio después de asegurarlo.
  • El ferrocarril se convirtió no sólo en un símbolo de progreso sino de pacificación.
  • Un mensaje directo sobre la seguridad del país para los inversores extranjeros.

A través del viaje en tren, México dejó de ser visto como salvaje y forajido para convertirse en, según palabras de Thomas L. Roger, funcionario de la Mexican Central Railroad, «The safest place in the world» (Frazer, 2006: 91-92). Coatsworth (1979) hace hincapié en que parte del valor económico del ferrocarril se tradujo de manera indirecta en la idea de seguridad y certidumbre que surgió al sustituir un medio tan peligroso y lento como las diligencias o el caballo por la rapidez del viaje impulsado por locomotoras de vapor.

  • En el México porfirista, desde el punto de vista del viajero y los dueños de las mercancías, tener la certeza de llegar al destino final del viaje se traducía en grandes beneficios sociales y económicos.
  • Hay que recordar las dificultades inherentes al viaje a pie, caballo o diligencia para comprender en toda su dimensión el significado de viajar por ferrocarril: el clima, los bandidos, la dificultad del terreno y la duración entre otras.

Finalmente, la llegada de tecnologías como el ferrocarril, la energía eléctrica y la industria de los hidrocarburos tuvieron un impacto significativo en la estratificación social a finales del siglo XIX, manifestándose en el surgimiento de una nueva clase de empresarios ricos relacionados con la industria ferroviaria, petrolera y manufacturera.

  1. Por otro lado, entre 1887 y 1904, en la clase obrera se crearon nuevos sindicatos que albergaban a los trabajadores de estos incipientes sectores industriales.
  2. El impacto en las regiones Los resultados relativos a la unión regional a través del ferrocarril no son de ninguna manera uniformes, en algunos lugares su llegada fue muy negativa para la economía local, en otros por el contrario, coadyuvó a su desarrollo.

En Sonora este adelanto tecnológico se consolidó como una palanca fundamental en el desarrollo porque sirvió de conector entre las zonas mineras y aquellas proveedoras de insumos agrícolas (Aldana, 2004). Una experiencia industrial que ejemplifica el impacto del tren en la reanimación de la minería se puede apreciar en el flujo de insumos hacia la American Smelting and Refining Co, empresa que a través de sus plantas ubicadas en Monterrey, Aguascalientes, Chihuahua, Matehuala y Velardeña en Durango, aprovechó las vías ferroviarias para captar gran parte de la extracción de minerales extraídos de Zacatecas, Guanajuato, Hidalgo, México y Michoacán (Uribe, 2001).

  1. Creando verdaderas redes de producción entre los centros generadores de insumos y los espacios de transformación.
  2. En algunos casos, sin embargo, el ferrocarril empobreció la economía local, a pesar de las grandes promesas que se tenían para ampliar los mercados internos.
  3. Un ejemplo del empobrecimiento de la economía local es lo que ocurrió en Nuevo León, las alcabalas y los altos costos de transportación habían cerrado el mercado doméstico.

De esta forma, los productos estaban destinados ineludiblemente al consumo interno. El Gobierno local y los empresarios pusieron todas sus esperanzas en la llegada del Ferrocarril (1882) para revertir la situación, pero tales expectativas resultaron a la larga estar infundadas, ya que si bien el arribo de este nuevo medio de transporte promovió la apertura de restaurantes y hoteles, propios para la atención de viajeros, con estos también entraron a la región mercancías provenientes de Estados Unidos con unos precios más bajos y contra los cuales la industria local no pudo competir.

De ahí que la apertura económica deseada no solamente no mejoró el desarrollo del mercado local, sino que más bien lo pauperizo (Mora-Torres, 2001). Así por ejemplo, el estado de Nuevo León tenía realmente pocas mercancías que ofertar hacia a fuera: principalmente ganado, y algunos productos agrícolas.

Los pocos beneficios que trajó el ferrocarril pronto se evaporaron. El estado no estaba preparado para la apertura hacia un mercado nacional e Internacional (Mora-Torres, 2001). Los artesanos, al no poder competir con los productos foráneos, emigraron hacia Estados Unidos o hacia otras partes del país.

  1. Los jornaleros dejaron las haciendas para trabajar en la construcción del ferrocarril atraídos por el mejor salario.
  2. Al terminar el trabajo, emigraron hacia otros puntos.
  3. De esta forma el estado entró en un proceso de estancamiento económico, donde la falta de mano de obra golpeó a la industria y por lo tanto al mercado.

Los casos anteriomente mostrados de Sonora y Nuevo León nos demuestran que el ferrocarril sólo pudo convertirse en un catalizador importante de la economía en la medida en que los mercados internos estuvieran preparados para hacer frente a las características de este nuevo medio de transporte.

  1. Este punto se podrá apreciar con más claridad en el caso de Jalisco.
  2. El ferrocarril en Jalisco En plena época porfirista (1912) la industria en Jalisco contaba con 6,234 establecimientos que representaban el 4.5% de la producción nacional (Aldana, 1987).
  3. La fuerza motriz de esta industria era impulsada primordialmente por caballos.

La innovación industrial nunca fue un factor de peso en el desarrollo jalisciense durante las primeras décadas del siglo XIX. Más bien fue una economía marcada por una industria enraizada en el campo y el auto consumo regional. Poco después de la revolución mexicana (1919), la tendencia continú.

  1. De acuerdo a la Cámara Agrícola Nacional Jalisciense «Jalisco es la entidad más poblada y dedicada a la agricultura del país» (Torres, 1999: 185).
  2. La pronta pacificación de la región favoreció para que las cosechan de esos años fueran muy redituables alentando la creación de nuevas vías férreas: de la Capilla a Chapala y de Acatlán de Juárez a Cocula.

De cualquier forma, la industria en Jalisco en términos generales durante el Porfiriato se caracterizó por el poco uso de tecnología moderna. En palabras de Abascal y Souza los operarios empleaban «malísimos tornos, peores telares, raros moldes para estampados», debiendo despepitar el algodón con las manos (Alba, 2002: 03) La capital del estado también hacía patente su desinterés por la innovación tecnológica: Guadalajara, durante esa época, era una ciudad más comercial que industrial, las incipientes industrias se limitaban al mercado regional.

  • Las fábricas que destacaban eran las textiles y las curtidurías.
  • La llegada del ferrocarril a Guadalajara (1885) trajó aparejados cambios significativos en los sistemas de distribución comercial, incidiendo en menor medida en la industria y la agricultura.
  • Uno de los cambios más importantes se dió cuando los grupos oligopólicos de Guadalajara controlados por las familias Martínez Negrete, Palomar, Fernández del Valle, Olasagarre, Corcuera, Fernández Somellera dejaron en manos francesas dos importantes actividades económicas: el comercio y la industria (Mercado, 2004).

Estos nuevos propietarios europeos tuvieron una gran estima por los adelantos tecnológicos y no escatimaron medios para incorporarlos a sus fábricas. Posteriormente, a raíz de la guerra cristera, Jalisco sufrió un gran proceso de centralización, mediante el cual se vieron afectadas las pequeñas industrias externas a la capital, lo cual provocó la inmigración a Guadalajara, ciudad que comenzó a acaparar la producción industrial regional.

El tren fue el medio por excelencia que facilitó el éxodo de mano de obra a la capital (Mercado, 2004). La integración de Jalisco al mercado externo a través de las vías ferroviarias tuvo un impacto negativo en zonas industriales como Ciudad Guzmán, Sayula y Tapalpa. Los empresarios de estas localidades, como en el caso de Nuevo León, ya no podían competir con la calidad y el precio de los productos traídos de fuera, gran parte de esto debido a lo rudimentario de su tecnología industrial.

El empobrecimiento de estas zonas, provocó que a la larga Guadalajara se convirtiera en el centro económico aglutinador de la región. Sin embargo, la conexión ferroviaria tuvo impactos dispares en la región: por un lado se favoreció la creación de industrias a pequeña escala, en Jalisco predominaron las textiles: como el caso de la fábrica «Río Grande», hubicada en el municipio de El Salto, cuyo crecimiento se debió al uso de dos importantes adelantos tecnológicos: por un lado el ferrocarril y por el otro la hidroeléctrica del salto de Juanacatlán.

Este novedoso medio de transporte permitió vender productos locales en los mercados externos a la región. Antes del arribo del Ferrocarril a Guadalajara, el intercambio de mercancía era aislado y eminentemente local. En algunos de meses del año, debido a la lluvia, el tránsito de mercancía era imposible.

Con la conexión de mercados al interior y fuera del país fue posible importar algodón desde Texas, el cual era más barato que el regional. Los primeros años del ferrocarril en Guadalajara están marcados por claroscuros: por un lado los grandes comerciantes e industriales lograron buenos rendimientos, pero los pequeños productores y artesanos sufrieron grandes presiones.

Sin embargo, la situación de estos últimos fue muy diferente a la que sufrieron sus compañeros gremiales en otras regiones: la llegada tardía de los ferrocarriles permitió que los artesanos locales crearan lazos de solidaridad barrial y comunitaria facilitando la rápida adopción de la tecnología en los procesos de producción, aminorando con mucho el impacto negativo de la llegada de nuevas mercancías al mercado regional.

Conclusión El estudio del impacto económico del Ferrocarril en México debe de partir de un encuadre nacional para pasar posteriormente a un estudio regional. Los estudios regionales revelan que los resultados económicos están intimamente relacionados con las acciones que los actores sociales y políticos adoptaron ante los nuevos retos planteados por el lema porfirista «Orden y Progreso».

  1. Cada región y localidad desarrolló una estrategia de acuerdo a los recursos técnicos y materiales disponibles para lidiar con las presiones externas generadas por la creación de mercados internos y externos a la región.
  2. En el caso de Sonora y Nuevo León no se contaron con los elementos sufientes para dar respuesta a las nuevas exigencias.

El caso de Jalisco nos enseña que incluso dentro de la región cada localidad presentó realidades diferentes: unas se vieron mejor paradas que otras tras la llegada del ferrocarril. En cada localidad empresarios, gobierno y pequeños artesanos tuvieron que plantear estrategias diferentes ante la nueva realidad económica que enfrentaron.

Visto a más de cien años de distancia, el estudio del ferrocarril ilustra de manera muy clara que las formas en que una tecnología novedosa de comunicación se manifiesta en un territorio dado nunca es uniforme.En este estudio se pudo observar cómo los estudiantes universitarios construyeron ambientes virtuales de aprendizajes a través de la publicación de contenidos creados por los propios jóvenes universitarios en páginas web en Facebook y cómo compartieron el conocimiento a amigos y familiares, al construir comunidades virtuales que aprendían a través de los contenidos publicados, además de generar debates y publicación de opiniones por los propios miembros de las comunidades.

También se pudo observar cómo los jóvenes universitarios prefirieron los contenidos multimedia como videos, imágenes y links a documentos en la nube para transmitir conocimiento a otros miembros de la comunidad virtual. Referencias Alba Vega, C. (2002).

  1. Transformaciones recientes en la industria de Jalisco.
  2. Conferencia presentada en la Cátedra Konrad Adenauer.
  3. Guadalajara: ITESO.
  4. Aldana Rendón, M. (1987).
  5. El derrumbe del Porfiriato.
  6. En Jalisco desde la Revolución.
  7. Del reyismo al nuevo orden constitucional, 1910-1917.
  8. México: Gobierno del Estado de Jalisco – Universidad de Guadalajara.

———— (2004). Sonora-Jalisco: dos caminos distintos a la Revolución Mexicana. Espiral. Estudios sobre Estado y Sociedad, núm.30, pp.139-163. Arias, P. y Durand, J. (1996). Dos modelos de industrialización rural durante el porfiriato. Espiral, Estudios sobre Estado y Sociedad, vol.

II, núm.16. Challu, A. (2008). Fragmentation or Integration? Regional Grain Trade in Late Colonial Mexico. Ponencia presentada en IX Congreso Internacional de la Asociación Española de Historia Económica. Murcia. Coatsworth, J.H. (1979). Indispensable Railroads in a Backward Economy: The Case of Mexico. The Journal of Economic History, vol.39, núm.4, diciembre de 1979, pp.939-960.

Ficker Kuntz, S. (1995). Mercado interno y vinculación con el exterior: el papel de los ferrocarriles en la economía del porfiriato. Historia Mexicana, vol.45, núm.1, pp.39-66. Frazer, C. (2006). Bandit Nation: A History of Outlaws and Cultural Struggle in Mexico, 1810-1920.

Lincoln: University of Nebraska Press. Guerra, F.X. (1981). La révolution mexicaine: d’abord une révolution minière?. Annales. Économies, Sociétés, Civilisations, vol.36, núm.5, pp.785-814. Matthews, M. (2008). Railway culture and the civilizing mission in Mexico, 1876-1910. Arizona: University of Arizona (Dissertation).

Maurer, N. (1999). Banks and Entrepreneurs in Porfirian Mexico: Inside Exploitation or Sound Business Strategy?. Journal of Latin American Studies, vol.31, núm.02, pp.331-361. Maurer, N. y Gomberg, A. (2004). When the State Is Untrustworthy: Public Finance and Private Banking in Porfirian Mexico.

The Journal of Economic History, vol.64, núm.4, pp.1087-1107. Mercado Pérez, R. (2004) El origen comercial y foráneo de la industria textil y del vestir de Jalisco. Sincronía, Invierno. Mora-Torres, J. (2001). The Making of the Mexican Border, Austin: University of Texas Press, 2001. Moreno-Brid, J.C. (2009).

Development and Growth in the Mexican Economy: A Historical Perspective, Oxford: Oxford University Press. Nutini, H.G. (2009). Social Stratification in Central Mexico, 1500-2000. Austin: University of Texas Press. Rivas-Jimenez, C. (2009). Defense of Craft: Guadalajara’s Artisans in the Era of Economic Liberalism, 1842-1907.

Florida: The Florida State University Dissertation). Torres Sánchez, R. (1999). Jalisco y la Revolución mexicana: Estructura, economía y cambio institucional. María Eugenia Romero Ibarra (comp.) Las regiones en la historia económica mexicana del siglo XIX, México: UNAM. Uribe Salas, J.E. (2001). Economía y mercado en la minería tradicional mexicana, 1873-1929.

Revista de Indias, vol.61, núm.222. ¿Cómo citar? RAMÍREZ PLASCENCIA, D. (2013, Septiembre). Las contrapartidas de la difusión tecnológica: El impacto económico regional del ferrocarril durante la época del Porfiriato 1876-1911 en México, en Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad, PAAKAT: Revista de Tecnología y Sociedad, año 13, número 24, marzo – agosto de 2023, es una publicación electrónica semestral editada por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informativos del Sistema de Universidad Virtual.

Av. La Paz 2453, Col. Arcos Sur, CP 44140, Guadalajara, Jalisco, México. Tels.33 32 68 88 88 y 33 31 34 22 22, ext.18775. Dirección electrónica: http://www.udgvirtual.udg.mx/paakat/index.php/paakat. Correo electrónico: [email protected]. Editor responsable: Dr. Lázaro Marcos Chávez Aceves. Número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión electrónica: 04-2011-111117155600-203, e-ISSN: 2007-3607, otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

Responsable de la última actualización de este número: Sistema de Universidad Virtual, José Antonio Amaro López. Fecha de la última modificación: 27 de febrero de 2023. Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación.

¿Qué pasó con la inversión extranjera?

La cifra preliminar de IED del 2022 registró 35 mil 292 millones de dólares (mdd), lo cual representa un incremento de 12 por ciento en comparación con el 2021, cuando hubo una inversión de 31 mil 544 mdd.

¿Qué es una sociedad extranjera en México?

¿Qué es una sociedad extranjera? Son empresas constituidas en el extranjero, acorde a las leyes de su país, que ejercen el comercio dentro del territorio mexicano.

¿Cómo se dio el origen de las inversiones?

El significado de «usar dinero para producir ganancias» se atestigua desde la década de 1610 en relación con el comercio de las Indias Orientales y la ‘East India Company’, y probablemente sea un préstamo de un uso especial del italiano ‘investire’ a través de la noción de dar a su capital una nueva forma.

¿Cómo se originan las inversiones?

Un proyecto de inversión se inicia con la identificación de una necesidad insatisfecha y para constatar que efectivamente no existe en el mercado el producto que se necesita, se hacen estudios de mercado con mayor profundidad, después se estudia la viabilidad de producción del producto y su rentabilidad financiera.

¿Cómo son las inversiones en México?

De enero a septiembre del 2022, aumenta en México la Inversión Extranjera Directa 29.5% respecto del mismo periodo de 2021 Secretaría de Economía | 21 de noviembre de 2022 Al tercer trimestre del año, la Inversión Extranjera Directa (IED) preliminar se ubica en 32,147.4 millones de dólares (mdd), lo cual significa un aumento de 29.5% frente a las cifras preliminares para el mismo periodo de 2021, cuando fueron 24,831.7 mdd. Nota: Los montos reportados únicamente consideran inversiones realizadas y formalmente notificadas ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía; de ahí su carácter preliminar y el que sufran actualizaciones en los trimestres sucesivos. 1. Como es usual con esta estadística, el dato se ajustará cuando haya más información de las operaciones de ese periodo. : De enero a septiembre del 2022, aumenta en México la Inversión Extranjera Directa 29.5% respecto del mismo periodo de 2021

¿Cuántos inversionistas hay en México?

Número de cuentas de inversión en México ¿Cuántas mujeres invierten en el mercado accionario de México? La cifra ha seguido sumando mexicanos. En noviembre de 2022, el dato creció 48% a cuatro millones 576.136 usuarios.