Academia Nacional de Seguridad

Aprende, Practica, Explora

CuL Era La LegislacióN Que Regulaba Las Relaciones Entre Los Propios Romanos Y Los Extranjeros?

CuL Era La LegislacióN Que Regulaba Las Relaciones Entre Los Propios Romanos Y Los Extranjeros
– Ius gentium = Conjunto de reglas aplicables a la relaciones entre pueblos diferentes, así como el conjunto de reglas del derecho romano que regulan a todos los habitantes libres del Estado romano y, en particular, a los peregrinos.

¿Qué derecho se aplica a los extranjeros durante la República romana?

De Wikipedia, la enciclopedia libre Ius gentium o jus gentium, el derecho de gentes, en un sentido restringido comprende las instituciones del derecho romano de las que pueden participar los extranjeros ( peregrini ) que tenían tratos con Roma y sus ciudadanos ( cives ), por lo que supone una complementación del ius civile, para aplicarlo con individuos que no ostentaran la ciudadanía romana.

En sentido propiamente moderno, el ius gentium es sobre todo una elaboración de la Escuela de Salamanca, Al principio sólo existía un pretor, pero cuando Roma comienza a expandirse y a tener relaciones con otros países, se ve la necesidad de crear otro, así en el año 242 a.C. se crea la magistratura del Praetor Peregrinus, que atendía los casos en los que exclusivamente intervinieran no ciudadanos.

Al crearse esta nueva magistratura comenzó a llamarse al anterior pretor como Praetor Urbanus, dedicado a juzgar los asuntos en los que participasen ciudadanos romanos. Los casos tratados eran bastante variados, pero la mayoría derivaban de asuntos comerciales.

¿Cómo se regulaba el derecho romano?

Las bases del Derecho Romano – Los más de mil años de legislación y formas de entender la ley del Imperio romano abarcan desde el primer código de leyes de la Antigüedad, la Ley de las XII Tablas, hasta la compilación jurídica que realizó el emperador Justiniano en el siglo VI d.C. Por tanto, los romanos regulaban tanto la esfera pública del ciudadano —su relación con el Estado—, como la privada —entre los propios ciudadanos—, apoyándose en las soluciones similares que habían resuelto de forma exitosa: conflictos de propiedad, compraventas viciadas, adquisición por posesión continuada en el tiempo, hurtos, delitos violentos Situaciones que hoy en día han quedado reflejadas en nuestro ordenamiento en el Código Civil, Código Penal y en el Código de Comercio, entre otras normas que constituyen la base del sistema jurídico.

Pero además de la costumbre, el Derecho Romano tenía otras fuentes: las decisiones que tomaba el Senado —como representante del pueblo— sobre las normas que debían regir a los ciudadanos; los pronunciamientos de los magistrados romanos; las leyes aprobadas por los ciudadanos en los comicios; los plebiscitos, que es la denominación de las decisiones que tomaba la plebe romana en sus asambleas; los iura u opiniones de los jurisconsultos; y, a partir del Principado, las ‘constituciones imperiales’ o normas que emanaban de los propios emperadores.

Estas decisiones, tomadas por los distintos órganos en que se organizaba la sociedad romana, sirvieron para dar forma a un cuerpo legal escrito que complementaba las normas no escritas, un ordenamiento que establecía los derechos y libertades de los ciudadanos y la forma de resolver los conflictos o de castigar los incumplimientos. De forma simplificada, el Derecho Romano distinguía entre varias formas de comprender lo que era justo conforme a derecho:

Ius: normas creadas por el hombre.Iniuria: lo contrario a esas normas.Fas: voluntad divina.Nefas: lo contrario a la voluntad divina.

Su ordenamiento distinguía también entre:

Derecho público, que era la parte del ordenamiento jurídico que regulaba la acción del Estado en áreas del interés general y velaba por su relación con el ciudadano u otras comunidades independientes. Derecho privado, que era la esfera jurídica que regulaba las relaciones entre los ciudadanos y sus intereses particulares.

Según el jurista Celso, el «derecho» era el arte de lo bueno y lo equitativo, Y de acuerdo con Ulpiano, la justicia era definida como la voluntad constante de dar a cada uno su derecho, apoyándose el Derecho Romano en tres preceptos :

Honeste vivere o «vivir honestamente». Alterum non laedere o «no dañar al otro», porque quien ocasiona un daño a otra persona lesiona sus derechos y queda expuesto a sanción. Suum cuique tribuere o «dar a cada cual lo suyo», es decir, cumplir con las leyes, los contratos, pactos y reconocer el derecho ajeno.

Sin embargo, una de las diferencias con la concepción actual del Derecho, es que en el antiguo ordenamiento romano no todo ser humano era sujeto de derechos y, por tanto, no reconocía derechos a toda la sociedad, dejando fuera a los esclavos, que eran considerados cosas.

  1. Por su parte, se concedió a los latinos una especie de semiciudadanía, pudiendo alguno de ellos llegar a convertirse en ciudadanos romanos.
  2. En cambio, los derechos del resto de extranjeros o peregrinos, dependían del tratado que su comunidad hubiera firmado con Roma.
  3. Se concedió a algunos la posibilidad de realizar actos jurídicos válidos regulados por el derecho de gentes.

Pero se podía dar muerte a los que se rendían sin condiciones. Asimismo, no todos los ciudadanos romanos tuvieron los mismos derechos sufriendo algunas importantes limitaciones por razón de sexo, condición social, profesión o religión, entre otras causas.

¿Que regula el ius gentium?

Derecho de gentes. Era la denominación que daba el derecho romano a aquella parte del derecho público aplicable a sus relaciones con otros pueblos, y que ha terminado aplicándose en el mundo jurídico como sinónimo de derecho internacional, aunque los romanos nunca usaron el concepto de estado ni de nación.

¿Cómo se llamaban las leyes romanas?

¿Cómo se llaman las leyes romanas? – Una ley romana (en latín: lex ) lleva generalmente por nombre el del legislador que la patrocinó y se la designa en su forma adjetival por su gens (nomen gentilicum), en forma femenina porque el sustantivo lex (en plural leges) es de género gramatical femenino.

¿Qué derechos tenian los extranjeros?

Derechos de los extranjeros

Derechos de los extranjeros

Artículo 20. – Los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesión; poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos; navegar los ríos y costas; ejercer libremente su culto; testar y casarse conforme a las leyes.

No están obligados a admitir la ciudadanía, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias. Obtienen nacionalización residiendo dos años continuos en la Nación; pero la autoridad puede acortar este termino a favor del que lo solicite, alegando y probando servicios a la República. Artículo 25. – El Gobierno federal fomentará la inmigración europea; y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias, e introducir y enseñar las ciencias y las artes.

Artículo 24. – Las empresas y súbditos extranjeros están sometidos a las leyes bolivianas, sin que en ningún caso puedan invocar situación excepcional ni apelar a reclamaciones diplomáticas. Artículo 25. – Dentro de cincuenta kilómetros de las fronteras, los extranjeros no pueden adquirir ni poseer, por ningún título, suelo ni subsuelo, directa o indirectamente, individualmente o en sociedad, bajo pena de perder, en beneficio del Estado, la propiedad adquirida, excepto el caso de necesidad nacional declarada por ley expresa.

  1. – homens e mulheres são iguais em direitos e obrigações, nos termos desta Constituição;
  2. – ninguém será obrigado a fazer ou deixar de fazer alguma coisa senão em virtude de lei;
  3. – ninguém será submetido a tortura nem a tratamento desumano ou degradante;
  4. – é livre a manifestação do pensamento, sendo vedado o anonimato;
  5. – é assegurado o direito de resposta, proporcional ao agravo além da indenização por dano material, moral ou à imagem;
  6. – é inviolável a liberdade de consciência e de crença, sendo assegurado o livre exercício dos cultos religiosos e garantida, na forma da lei, a proteção aos locais de culto e a suas liturgias;
  7. – é assegurada, nos termos da lei, a prestação de assistência religiosa nas entidades civis e militares de internação coletiva;
  8. – ninguém será privado de direitos por motivo de crença religiosa ou de convicção filosófica ou política, salvo se as invocar para eximir-se de obrigação legal a todos imposta e recusar-se a cumprir prestação alternativa, fixada em lei;
  9. – é livre a expressão da atividade intelectual, artística, científica e de comunicação, independentemente de censura ou licença;
  10. – São invioláveis a intimidade, a vida privada, a honra e a imagem das pessoas, assegurado o direito a indenização pelo dano material ou moral decorrente de sua violação;
  11. – a casa é asilo inviolável do indivíduo, ninguém nela podendo penetrar sem consentimento do morador, salvo em caso de flagrante delito ou desastre, ou para prestar socorro, ou, durante o dia, por determinação judicial;
  12. – é inviolável o sigilo da correspondência e das comunicações telegráficas, de dados e das comunicações telefônicas, salvo, no último caso, por ordem judicial, nas hipóteses e na forma que a lei estabelecer para fins de investigação criminal ou instrução processual penal;
  13. – é livre o exercício de qualquer trabalho ofício ou profissão atendidas as qualificações profissionais que a lei estabelecer;
  14. – é assegurado a todos o acesso à informação e resguardado o sigilo da fonte, quando necessário ao exercício profissional;
  15. – é livre a locomoção no território nacional em tempo de paz, podendo qualquer pessoa, nos termos da lei, nele entrar, permanecer ou dele sair com seus bens;
  16. – todos podem reunir-se pacificamente, sem armas, em locais abertos ao público, independentemente de autorização, desde que não frustrem outra reunião anteriormente convocada para o mesmo local, sendo apenas exigido prévio aviso à autoridade competente;
  17. – é plena da liberdade de associação para fins lícitos, vedada a de caráter paramilitar;
  18. – a criação de associações e, na forma da lei, a de cooperativas independente de autorização, sendo vedada a interferência estatal em seu funcionamento;
  19. – as associações só poderão ser compulsoriamente dissolvidas ou ter suas atividades suspensas por decisão judicial, exigindo-se, no primeiro caso, o trânsito em julgado;
  20. – ninguém poderá ser compelido a associar-se ou a permanecer associado;
  21. – as entidades associativas, quando expressamente autorizadas, têm legitimidade para representar seus filiados judicial ou extrajudicialmente;
  22. – é garantido o direito de propriedade;
  23. – a propriedade atenderá a sua função social;
  24. – a lei estabelecerá o procedimento para desapropriação por necessidade ou utilidade pública, ou por interesse social, mediante justa e prévia indenização em dinheiro, ressalvados os casos previstos nesta Constituição;
  25. – no caso de iminente perigo público, a autoridade competente poderá usar de propriedade particular, assegurada ao proprietário indenização ulterior, se houver dano;
  26. – a pequena propriedade rural, assim definida em lei, desde que trabalhada pela família, não será objeto de penhora para pagamento de débitos decorrentes de sua atividade produtiva, dispondo a lei sobre os meios de financiar o seu desenvolvimento;
  27. – aos autores pertence o direito exclusivo de utilização, publicação ou reprodução de suas obras, transmissível aos herdeiros pelo tempo que a lei fixar;
  28. – são assegurados, nos termos da lei:
    1. a proteção às participações individuais em obras coletivas e à reprodução da imagem e voz humanas, inclusive nas atividades desportivas;
    2. o direito de fiscalização do aproveitamento econômico das obras que criarem ou de que participarem aos criadores aos intérpretes e às respectivas representações sindicais e associativas;
  29. – a lei assegurará aos autores de inventos industriais privilégio temporário para sua utilização, bem como proteção às criações industriais, à propriedade das marcas, aos nomes de empresas e a outros signos distintivos, tendo em vista o interesse social e o desenvolvimento tecnológico e econômico do País;
  30. – é garantido o direito de herança;
  31. – a sucessão de bens de estrangeiros situados no País será regulada pela lei brasileira em benefício do cônjuge ou dos filhos brasileiros, sempre que não lhes seja mais favorável a lei pessoal do de cujus;
  32. – o Estado promoverá, na forma da lei, a defesa do consumidor;
  33. – todos têm direito a receber dos órgãos públicos informações de seu interesse particular, ou de interesse coletivo ou geral, que serão prestadas no prazo da lei, sob pena de responsabilidade, ressalvadas aquelas cujo sigilo seja imprescindível à segurança da sociedade e do Estado;
  34. – são a todos assegurados, independentemente do pagamento de taxas:
    1. o direito de petição aos Poderes Públicos em defesa de direitos ou contra ilegalidade ou abuso de poder;
    2. a obtenção de certidões em repartições públicas, para defesa de direitos e esclarecimento de situações de interesse pessoal;
  35. – a lei não excluirá da apreciação do Poder Judiciário lesão ou ameaça a direito;
  36. – a lei não prejudicará o direito adquirido, o ato jurídico perfeito e a coisa julgada;
  37. – não haverá juízo ou tribunal de exceção;
  38. – é reconhecida a instituição do júri, com a organização que lhe der a lei, assegurados:
    1. a plenitude de defesa;
    2. o sigilo das votações;
    3. a soberania dos veredictos;
    4. a competência para o julgamento dos crimes dolosos contra a vida;
  39. – não há crime sem lei anterior que o defina, nem pena sem prévia cominação legal;
  40. – a lei penal não retroagirá, salvo para beneficiar o réu;
  41. – a lei punirá qualquer discriminação atentatória dos direitos e liberdades fundamentais;
  42. – a prática do racismo constitui crime inafiançável e imprescritível, sujeito à pena de reclusão, nos termos da lei;
  43. – a lei considerará crimes inafiançáveis e insuscetíveis de graça ou anistia a prática da tortura, o tráfico ilícito de entorpecentes e drogas afins, o terrorismo e os definidos como crimes hediondos, por eles respondendo os mandantes, os executores e os que, podendo evitá-lo, se omitirem;
  44. – constitui crime inafiançável imprescritível a ação de grupos armados, civis ou militares, contra a ordem constitucional e o Estado Democrático;
  45. – nenhuma pena passará da pessoa do condenado, podendo a obrigação de reparar o dano e a decretação do perdimento de bens ser, nos termos da lei, estendidas aos sucessores e contra eles executadas, até o limite do valor do patrimônio transferido;
  46. – a lei regulará a individualização da pena e adotará, entre outras, as seguintes:
    1. privação ou restrição da liberdade;
    2. perda de bens;
    3. multa;
    4. prestação social alternativa;
    5. suspensão ou interdição de direitos;
  47. – não haverá penas:
    1. de morte, salvo em caso de guerra declarada, nos termos do art.84, XIX;
    2. de caráter perpétuo;
    3. de trabalhos forçados;
    4. de banimento;
    5. cruéis;
  48. – a pena será cumprida em estabelecimentos distintos, de acordo com a natureza do delito, a idade e o sexo do apenado;
  49. – é assegurado aos presos o respeito à integridade física e moral;
  50. – às presidiárias serão asseguradas condições para que possam permanecer com seus filhos durante o período de amamentação;
  51. – nenhum brasileiro será extraditado, salvo o naturalizado, em caso de crime comum, praticado antes da naturalização, ou de comprovado envolvimento em tráfico ilícito de entorpecentes e drogas afins, na forma da lei;
  52. – não será concedida extradição de estrangeiro por crime político ou de opinião;
  53. – ninguém será processado nem sentenciado senão pela autoridade competente;
  54. – ninguém será privado da liberdade ou de seus bens sem o devido processo legal;
  55. – aos litigantes, em processo judicial ou administrativo, e aos acusados em geral são assegurados o contraditório e ampla defesa, com os meios e recursos a ela inerentes;
  56. – são inadmissíveis, no processo, as provas obtidas por meios ilícitos;
  57. – ninguém será considerado culpado até o trânsito em julgado de sentença penal condenatória;
  58. – o civilmente identificado não será submetido a identificação criminal, salvo nas hipóteses previstas em lei;
  59. – será admitida ação privada nos crimes de ação pública, se esta não for intentada no prazo legal;
  60. – a lei só poderá restringir a publicidade dos atos processuais quando a defesa da intimidade ou o interesse social o exigirem;
  61. – ninguém será preso senão em flagrante delito ou por ordem escrita e fundamentada de autoridade judiciária competente, salvo nos casos de transgressão militar ou crime propriamente militar, definidos em lei;
  62. – a prisão de qualquer pessoa e o local onde se encontre serão comunicados imediatamente ao juiz competente e à família do preso ou à pessoa por ele indicada;
  63. – o preso será informado de seus direitos, entre os quais o de permanecer calado, sendo-lhe assegurada a assistência da família e de advogado;
  64. – o preso tem direito a identificação dos responsáveis por sua prisão ou por seu interrogatório policial;
  65. – a prisão ilegal será imediatamente relaxada pela autoridade judiciária;
  66. – ninguém será levado à prisão ou nela mantido, quando a lei admitir a liberdade provisória, com ou sem fiança;
  67. – não haverá prisão civil por dívida, salvo a do responsável pelo inadimplemento voluntário e inescusável de obrigação alimentícia e a do depositário infiel;
  68. – conceder-se-á habeas-corpus sempre que alguém sofrer ou se achar ameaçado de sofrer violência ou coação em sua liberdade de locomoção, por ilegalidade ou abuso de poder;
  69. – conceder-se-á mandado de segurança para proteger direito líquido e certo, não amparado por habeas-corpus ou habeas-data, quando o responsável pela ilegalidade ou abuso de poder for autoridade pública ou agente de pessoa jurídica no exercício de atribuições do poder público;
  70. – o mandado de segurança coletivo pode ser impetrado por:
    1. partido político com representação no Congresso Nacional;
    2. organização sindical, entidade de classe, ou associação legalmente constituída e em funcionamento há pelo menos um a no, em defesa dos interesses de seus membros ou associados;
  71. – conceder-se-á mandado de injunção sempre que a falta de norma regulamentadora torne inviável o exercício dos direitos e liberdades constitucionais e das prerrogativas inerentes à nacionalidade, à soberania e à cidadania;
  72. – conceder-se-á habeas-data:
    1. para assegurar o conhecimento de informações relativas à pessoa do impetrante, constantes de registros ou bancos de dados de entidades governamentais ou de caráter público;
    2. para a retificação de dados, quando não se prefira fazê-lo por processo sigiloso, judicial ou administrativo;
  73. – qualquer cidadão e parte legítima para propor ação popular que vise a anular ato lesivo ao patrimônio público ou de entidade de que o Estado participe, à moralidade administrativa, ao meio ambiente e ao patrimônio histórico e cultural, ficando o autor, salvo comprovada má-fé, isento de custas judiciais e do ônus da sucumbência;
  74. – o Estado prestará assistência jurídica integral e gratuita aos que comprovarem insuficiência de recursos;
  75. – o Estado indenizará o condenado por erro judiciário, assim como o que ficar preso além do tempo fixado na sentença;
  76. – são gratuitos para os reconhecidamente pobres, na forma da lei:
    1. o registro civil de nascimento;
    2. a certidão de óbito;
  77. – são gratuitas as ações de habeas-corpus e habeas-data, e, na forma da lei, os atos necessários ao exercício da cidadania.
  • § 1º – As normas definidoras dos direitos e garantias fundamentais têm aplicação imediata.
  • § 2º – Os direitos e garantias expressos nesta Constituição não excluem outros decorrentes do regime e dos princípios por ela adotados, ou dos tratados internacionais em que a República Federativa do Brasil seja parte.
See also:  Universidades De Londres Que Ofrecen Becas A Extranjeros?

Artículo 14. – Los extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años, y que cumplan con los requisitos señalados en el inciso primero del artículo 13, podrán ejercer el derecho de sufragio en los casos y formas que determine la ley. Artículo 100. – Los extranjeros disfrutarán en Colombia de los mismos derechos civiles que se conceden a los colombianos.

No obstante, la ley podrá, por razones de orden público, subordinar a condiciones especiales o negar el ejercicio de determinados derechos civiles a los extranjeros. Así mismo, los extranjeros gozarán, en el territorio de la República, de las garantías concedidas a los nacionales, salvo las limitaciones que establezcan la Constitución o la ley.

Los derechos políticos se reservan a los nacionales, pero la ley podrá conceder a los extranjeros residentes en Colombia el derecho al voto en las elecciones y consultas populares de carácter municipal o distrital. Artículo 19. – Los extranjeros tienen los mismos deberes y derechos individuales y sociales que los costarricenses, con las excepciones y limitaciones que esta Constitución y las leyes establecen.

  • No pueden intervenir en los asuntos políticos del país, y están sometidos a la jurisdicción de los tribunales de justicia y de las autoridades de la República, sin que puedan ocurrir a la vía diplomática, salvo lo que dispongan los convenios internacionales.
  • Artículo 34. – Los extranjeros residentes en el territorio de la República se equiparan a los cubanos:
  • en la protección de sus personas y bienes;
  • en el disfrute de los derechos y el cumplimiento de los deberes reconocidos en esta Constitución, bajo las condiciones y con las limitaciones que la ley fija;
  • en la obligación de observar la Constitución y la ley;
  • en la obligación de contribuir a los gastos públicos en la forma y la cuantía que la ley establece;
  • en la sumisión a la jurisdicción y resoluciones de los tribunales de justicia y autoridades de la República.

La ley establece los casos y la forma en que los extranjeros pueden ser expulsados del territorio nacional y las autoridades facultadas para decidirlo. Artículo 13. – Los extranjeros gozarán de los mismos derechos que los ecuatorianos, con las limitaciones establecidas en la Constitución y la ley.

Artículo 14. – Los contratos celebrados por las instituciones del Estado con personas naturales o jurídicas extranjeras, llevarán implícita la renuncia a toda reclamación diplomática. Si tales contratos fueren celebrados en el territorio del Ecuador, no se podrá convenir la sujeción a una jurisdicción extraña, salvo el caso de convenios internacionales.

Artículo 15. – Las personas naturales o jurídicas extranjeras no podrán adquirir, a ningún título, con fines de explotación económica, tierras o concesiones en zonas de seguridad nacional. Artículo 96. – Los extranjeros, desde el instante en que llegaren al territorio de la república, estarán estrictamente obligados a respetar a las autoridades y a obedecer las leyes, y adquirirán derecho a ser protegidos por ellas.

  1. Artículo 97.
  2. Las leyes establecerán los casos y la forma en que podrá negarse al extranjero la entrada o la permanencia en el territorio nacional.
  3. Los extranjeros que directa o indirectamente participen en la política interna del país pierden el derecho a residir en él.
  4. Artículo 99.
  5. Los extranjeros no podrán ocurrir a la vía diplomática sino en los casos de denegación de justicia y después de agotados los recursos legales que tengan expeditos.

No se entiende por denegación de justicia el que un fallo ejecutoriado sea desfavorable al reclamante. Los que contravengan esta disposición perderán el derecho de residir en el país. Artículo 100. – Los extranjeros estarán sujetos a una ley especial. Artículo 122.

  1. Reservas territoriales del Estado.
  2. Los extranjeros necesitarán autorización del ejecutivo, para adquirir en propiedad, inmuebles comprendidos en las excepciones de los dos incisos anteriores.
  3. Cuando se trate de propiedades declaradas como monumento nacional o cuando se ubiquen en conjuntos monumentales, el Estado tendrá derecho preferencial en toda enajenación.

Artículo 29. – Libre acceso a tribunales y dependencias del Estado. Toda persona tiene libre acceso a los tribunales, dependencias y oficinas del Estado, para ejercer sus acciones y hacer valer sus derechos de conformidad con la ley. Los extranjeros únicamente podrán acudir a la vía diplomática en caso de denegación de justicia.

No se califica como tal, el solo hecho de que el fallo sea contrario a sus intereses y en todo caso, deben haberse agotado los recursos legales que establecen las leyes guatemaltecas. Artículo 31. – Los extranjeros gozan de los mismos derechos civiles de los hondureños con las restricciones que por razones calificadas de orden publico, seguridad, interés o conveniencia social establecen las leyes.

Los extranjeros, también están sujetos a los mismos tributos ordinarios y extraordinarios de carácter general a que están obligados los hondureños, de conformidad con la ley. – Propiedad de la tierra. – La ciudadanía y sus derechos. Artículo 33. Son extranjeros los que no posean las calidades determinadas en el Artículo 30.

tienen derecho a las garantías que otorga el Capítulo I, Título Primero, de la presente constitución; pero el ejecutivo de la Unión tendrá la facultad exclusiva de hacer abandonar el territorio nacional, inmediatamente y sin necesidad de juicio previo, a todo extranjero cuya permanencia juzgue inconveniente.

Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país. Artículo 27. – Todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección. No habrá discriminación por motivos de nacimiento, nacionalidad, credo político, raza, sexo, idioma, religión, opinión, origen, posición económica o condición social.

  1. Los extranjeros tienen los mismos deberes y derechos que los nicaragüenses, con la excepción de los derechos políticos y los que establezcan las leyes; no pueden intervenir en los asuntos políticos del país.
  2. El Estado respeta y garantiza los derechos reconocidos en la presente Constitución a todas las personas que se encuentren en su territorio y estén sujetas a su jurisdicción.

Artículo 14. – La inmigración será regulada por la Ley en atención a los intereses sociales, económicos y de demográficos del país. Artículo 15. – Tanto los nacionales como los extranjeros que se encuentran en el territorio de la República, estarán sometidos a la Constitución y a las Leyes.

  1. – Propiedad de la tierra.
  2. – Iniciativa privada.
  3. – Propiedad privada.
  4. Article I

Section.9. Clause 1: The Migration or Importation of such Persons as any of the States now existing shall think proper to admit, shall not be prohibited by the Congress prior to the Year one thousand eight hundred and eight, but a Tax or duty may be imposed on such Importation, not exceeding ten dollars for each Person.

¿Cómo eran considerados los extranjeros en Roma?

Los extranjeros que no tenían relaciones pacíficas con Roma eran llamados ‘bárbaros’ (barbari). En el año 212 d.C. el emperador Antonino Caracala otorgó la ciudadanía a todos los habitantes libres del Imperio.

¿Cómo se llamaba la Ley que regulaba el legado en el derecho romano?

Testamentum per aes et libram.

¿Cuáles eran los derechos de los ciudadanos romanos?

Ciudadanos romanos de pleno derecho – Los habitantes de los territorios romanos se podrían distinguir, en primer lugar, en tres categorías: quienes tenían derechos civiles y políticos, quienes solo tenían derechos civiles y quienes carecían de ambos.

En esta última categoría encontraríamos a los esclavos, mientras que en la primera estarían los ciudadanos romanos ( cives romani ), los únicos que gozaban de derechos civiles y políticos, es decir, que podían elegir y ser elegidos como representantes públicos. En el ámbito político, los dos derechos exclusivos de los ciudadanos romanos eran el de voto ( ius suffragiorum ) y el de postularse y ser electo para cargos públicos ( ius honorum ).

Esto iba parejo con el derecho y deber de servir en el ejército ; aunque a medida que Roma se expandía este deber dejó de ser obligatorio al haber más disponibilidad de soldados, sí era imprescindible si se quería hacer carrera política.

¿Cuántas leyes tenian los romanos?

Definición – Escucha este artículo CuL Era La LegislacióN Que Regulaba Las Relaciones Entre Los Propios Romanos Y Los Extranjeros Políticos romanos The Creative Assembly (Copyright) Las Doce Tablas (también conocidas como Ley de las XII Tablas) fueron un conjunto de leyes inscritas en 12 tablillas de bronce creadas en la antigua Roma en los años 451 y 450 a.C. Fueron el comienzo de un nuevo enfoque de las leyes que ahora eran aprobadas por el gobierno y puestas por escrito para que todos los ciudadanos fueran tratados por igual ante ellas.

¿Qué es el ius civile y ius gentium?

Ius civile, ius gentium, ius naturale. Frente al derecho civil o derecho propio de la civitas, que se explica a los ciudadanos romanos, el ius gentium comprende las normas e instituciones jurídicas, reconocidas en las relaciones entre los extranjeros o entre éstos y los ciudadanos romanos.

¿Qué significa ius en el derecho romano?

Ius es el equivalente latino de nuestro vocablo ‘derecho’. En un primer lugar ius significa el conjunto de normas que constituyen un ordenamiento jurídico (derecho objetivo). El derecho y la religión en la Roma antigua se desarrollan de modo contemporáneo y paralelo.

¿Qué significa el ius civile?

En el derecho romano, el ius civile era el derecho del ciudadano romano : engloba tanto el derecho público como el privado, y se muestra como el derecho nacional, con reglas, principios, instituciones, figuras y procedimientos que eran propios y exclusivos del cives romano.

¿Qué ley dio origen al Derecho Romano?

Períodos del derecho romano – La historia del derecho romano se divide normalmente en los siguientes períodos:

El período monárquico. Se extiende desde mediados del siglo VIII a.C., con la fundación de Roma, hasta el año 509 a.C. cuando se expulsa de la ciudad al Rey Tarquinio el Soberbio, cuyo gobierno despótico fue el último ejercido por los reyes romanos, dando pie así a la República romana. El período republicano. Inicia con la caída de la monarquía a inicios del siglo V a.C. y culmina con el otorgamiento por parte del Senado romano de poderes absolutos a Octavio Augusto en el año 27 a.C. Durante este período se publica la Ley de las XII Tablas, dando inicio formalmente al derecho romano, y construyendo un Estado de poderes en equilibrio: se elegía un grupo de magistrados democráticamente en asambleas populares, encargados de funciones asignadas; mientras que el Senado se ocupaba de dictar senadoconsultos con rango de ley. El período del principado. Inicia en el año 27 a.C. tras la crisis política que afectó la República y permitió el surgimiento de un Estado autoritario, sometido a la voluntad de la auctoritas del Príncipe o Emperador, tales como Augusto (27 a.C. – 14 d.C.), Calígula (37-41 d.C.), Nerón (54-68 d.C.) entre otros. Roma alcanzó en este período su máxima extensión territorial: 5 millones de kilómetros cuadrados. El período del dominado. Conocido también como el Imperio absoluto, inicia a mediados del siglo II d.C. hasta el año 476, cuando el Imperio Romano de Occidente colapsa y desaparece. Es una época de poder absoluto el Estado, en manos del Emperador, quien gobierna a través de constituciones imperiales. En el año 380 el Imperio asume el cristianismo como religión oficial y posteriormente se divide en dos partes, de donde nacerá el Imperio Romano de Oriente. El período de Justiniano. Llamado también el Gobierno de Justiniano, va de 527 a 565 d.C., y es la época en que se publica la compilación justiniana del Derecho Romano en el año 549, marcando el punto final de su historia. Tras la muerte de Justiniano se erige el Imperio Bizantino, un Estado más bien medieval, que durará hasta el siglo XV, cuando caiga frente a los turcos.

¿Quién creó las leyes romanas?

¿Quiénes inventaron las leyes? Hasta que al rey Hammurabi de Babilonia (1728 – 1686 a.C.) no se le ocurrió poner la ley por escrito, la gente estaba sometida al capricho de los jueces. Cada uno aplicaba la ley que le parecía y nadie sabía qué era legal y qué estaba fuera de la ley.

Hammurabi elaboró un código, el primero de la historia, y ordenó que lo escribieran para que la gente lo conociera. El código era muy severo e imponía la pena de muerte para varios delitos y aplicaba la ley del talión: ojo por ojo, diente por diente. Hammurabi decía que el código debía servir para «disciplinar a los malos y evitar que el fuerte oprima al débil».

¿Qué fueron las Tablas de la ley? Hacia el 1700 a.C. muchos hebreos emigraron hacia Egipto en la época que ese país estaba ocupado por un pueblo invasor: los hicsos. Cuando los egipcios lograron expulsar a los invasores hicsos, se produjo un brote de fanatismo nacionalista y los extranjeros, entre ellos los hebreos, fueron perseguidos y esclavizados.

  • Fue entonces cuando surgió entre los hebreos de Egipto la figura de Moisés, que organizó a sus compatriotas para huir de Egipto y marchar hacia la Tierra Prometida.
  • A este episodio se lo llamó «éxodo».
  • Según la Biblia, al llegar al Monte Sinaí, Moisés recibió de Dios las tablas de la Ley, que contenían diez mandamientos que deberían ser respetados por los hebreos si querían seguir recibiendo el favor de Dios.

¿Cuándo surgieron las leyes escritas en Grecia? Hacia el 621 antes de Cristo, frente a los reclamos populares por la arbitrariedad de los jueces, el legislador Dracón recopila las leyes orales y las pone por escrito. El código era muy duro y algunos decían que «parecía escrito con sangre», porque casi todos los delitos eran castigados con la muerte.

Pero las leyes no tenían como objetivo el castigo sino la garantía de los derechos. Hacia 594/592 antes de Cristo, otro legislador, Solón, moderó las leyes de Dracón haciéndolas más humanas y justas. En el derecho romano, que constituye la base de nuestro sistema jurídico actual, el sujeto era el ciudadano al que se le aplicaban normas para regular la vida social: sus relaciones laborales, familiares, comerciales y privadas.

See also:  Cuantos Extranjeros Hay En La Liga Mx?

¿Cómo hacían los jueces para recordar todas las leyes? Era muy difícil para los jueces y para los enjuiciados recordar todas las leyes que fueron siendo dictadas en el transcurso de los siglos. Entonces al emperador Adriano, en el año 121 d.C., se le ocurrió la idea de recopilar todas las leyes vigentes hasta entonces en un solo código llamado «Edicto Perpetuo».

Con este documento se eliminaban las diferencias de interpretación de los jueces. ¿Más leyes? Pero los romanos siguieron dictando leyes y más leyes. Fue así que Justiniano, emperador del Imperio Romano de Oriente (527-565 d.C.), nombró a un comité de diez juristas para redactar un nuevo código. Al código llamado Corpus Iuris Civilis se lo conoce como Código de Justiniano.

¿Cuál fue la reacción de la gente frente a las leyes? Los derechos que establecían estas primeras leyes no eran para todos. Por ejemplo, los esclavos no gozaban de ningún derecho ni protección legal alguna. Para ellos todas eran obligaciones. Las leyes escritas fueron un gran avance de todas maneras, porque los ciudadanos libres tuvieron un elemento de defensa frente a la libre interpretación de los jueces.

¿Qué es el derecho de Justiniano?

*Lea sobre un curioso pariente moderno, – NOTAS: 1 Herramienta jurídica que utilizaban los emperadores romanos para legislar y dirimir las controversias planteadas en temas jurídicos.2 Espitia Garzón, Fabio. Historia del Derecho Romano, 2a Edición. Universidad Externado de Colombia.2006.

Pág.348 3 Espitia Garzón, Fabio. Historia del Derecho Romano, 2a Edición. Universidad Externado de Colombia.2006. Pág.349 4 Este nombre dado a la recopilación del derecho romano hecha por Justiniano procede del Renacimiento, cuando fue impreso por primera vez por Dionisio Godofredo en Ginebra, el año 1583.5 Prf.

Espitia Garzón, Fabio. Historia del Derecho Romano, 2a Edición. Universidad Externado de Colombia.2006 6 Espitia Garzón, Fabio. Historia del Derecho Romano, 2a Edición. Universidad Externado de Colombia.2006. Pág.360 7 Deo Auctore.6. Codex Iustinianeus I, 17, I.8 Espitia Garzón, Fabio.

  • Historia del Derecho Romano, 2a Edición.
  • Universidad Externado de Colombia.2006.
  • Pág.393 9 Espitia Garzón, Fabio.
  • Historia del Derecho Romano, 2a Edición.
  • Universidad Externado de Colombia.2006.
  • Págs.400- 402 10 En esta época Teodosio ya había oficializado el cristianismo como religión del Imperio.11 Constitución Política de Colombia, artículo 100.12 Espitia Garzón, Fabio.

Historia del Derecho Romano, 2a Edición. Universidad Externado de Colombia.2006. Pág 182 13 Corpus del Derecho Civil. Con las Pandectas corregidas de acuerdo con el Códice florentino. Y con las Instituciones, el Código y las Novellae, añadiendo el texto griego y de conformidad con las mejores ediciones.

Anotado íntegramente por Dionisio Godofredo. Esta nueva edición se completó con los Edictos de Justiniano; las Novellae de León y de otros emperadores; los Cánones de los Apóstoles (en griego y en latín); los Libros sobre los feudos y las Leyes de las Doce Tablas y otros tratados relacionados con el Derecho.

También se añadieron las Sentencias de Pablo, con notas escogidas de Jacques Cujas (latinizado Cujatius ). A lo largo de todo el texto se incluyeron las observaciones de Antonio Anselmo sobre Derecho civil, canónico, relacionadas cuando hay discrepancias con la práctica adoptada.

¿Por qué los países tienen leyes?

Las leyes establecen deberes y derechos a todos los ciudadanos por igual, para que la convivencia social sea posible. Ante la ley, todos los ciudadanos y ciudadanas son iguales, es decir que tienen las mismas obligaciones, las mismas responsabilidades y los mismos derechos.

¿Cuáles son los derechos de la sociedad?

Los derechos económicos, sociales y culturales incluyen los derechos a la alimentación, a la vivienda adecuada, a la educación, a la salud, a la seguridad social, a la participación en la vida cultural, al agua y saneamiento, y al trabajo.

¿Qué pasaría si no existieran los derechos humanos en el mundo?

Los hechos implicados y las diferentes perspectivas por las que puedes abordar a los Derechos Humanos (DDHH) son bastos y diferentes. ¿Quién diría que hablar sobre algo tan elemental al ser humano fuera tan complicado? Desde su historia, lucha, personajes, victorias, injusticias y muertes.

Son la carne propia del Ser Humano. Por lo que solo me enfocaré en resaltar su importancia hasta nuestros días. Los Derechos Humanos a través del tiempo han legitimado la dignidad del ser humano, han sido conquistados a través de la lucha para dar fin a diferentes injusticias en el desarrollo de la humanidad.

Los derechos humanos son los elementos que nos han posibilitado vivir dignamente en un ambiente de paz. Cuando no existían los derechos humanos, si estabas en el grupo social adecuado, estabas seguro y sino, simplemente no lo estabas; sufrías de todo tipo de violencia y tratos injustos.

Fue por esto que Ciro el Grande al conquistar Babilonia en 539 a. de C. anunció que todos los esclavos eran libres y al documentar sus palabras en el Cilindro de Ciro fue donde dio inicio la historia de los DDHH. De ahí pa´l real, el progreso de los DDHH fue conquistado por medio de batallas, guerras, atravesando Grecia, India y Roma; por medio de rebeldías y revoluciones se lograron legitimar los derechos humanos en documentos como La Carta Magna en 1215 d.

de C. y acuerdos internacionales en Europa entre los años de 1628 d. de C y 1789 d. de C. culminando con el estallido de la Revolución Francesa. Hasta que, en 1915 Mahatma Gandhi un joven abogado hindú, decidió que todas las personas en la tierra tenían derechos, y no solo en Europa.

Finalmente, cuando el mundo sufrió con las dos Guerras Mundiales, en 1945 los países se unieron y crearon la Organización de las Naciones Unidas (ONU), organismo que bajo la supervisión de Leonor Roosvelt se llega a un acuerdo para la crear la Declaración Universal de Derechos Humanos el 10 de diciembre de 1948.

(https://www.un.org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web.pdf) De ahí los derechos humanos se han clasificado en Derechos de Primera Generación (derechos civiles e individuales), Derechos de Segunda Generación (sociales, culturales y económicos) Derechos de Tercera Generación (derechos de solidaridad, justicia y paz).

Ghandi, Martin Luther King, Nelson Mandela, Rigoberta Menchú, Dalai Lama, Jorge Ramos, Malala, Simone de Beauvoir, todos y todas aquellas personas que han luchado, que luchan y siguen luchado son personas comunes que no están de acuerdo con el mal manejo del poder, que nos inspiran y despiertan a exigir el respeto de nuestra integridad humana.

La defensa y lucha de los Derechos Humanos son la responsabilidad que todos compartimos. ¿Te imaginas cuántas personas han muerto para que tú y yo tengamos la calidad de vida y las oportunidades de desarrollo que hoy nosotros y nosotras gozamos? Cada decreto estipulado en la declaración universal de los derechos humanos, en la modificación de nuestra constitución, cada ley que se establece en el marco jurídico es una victoria que nos pertenece.

Muchas muertes y violaciones han quedado impunes, solo por el detalle de que no está grabado en letra. ¿Quién diría que se tuviera que luchar para alcanzar el reconocimiento de las facultades inherentes y elementales del ser humanos? Los derechos humanos son fundamentales para el desarrollo de la sociedad, con ellos podemos formar seres humanos con valor.

Los derechos humanos derriban juicios y barreras sociales, abren la mente a nuevas posibilidades, ya que al conocerlos nos sabemos todos iguales, y así derribamos los estereotipos y paradigmas que nos han implantado por generaciones; al conocerlos hoy nos sabemos libres, justos y en respeto, siempre.

Es por ello qué si el día de hoy ves a una persona gritar justicia en la calle, reclamando a una persona en algún espacio, no seas indiferente. Pues la lucha por los derechos humanos es por ti y para todos. Hoy en día se requiere una sociedad unida, incluyente y consiente que respete la vida y la libertad.

Aplaudo al movimiento LGBTTTIQ por las reformas en la Ley para la Familia de Hidalgo. Es un logro el reconocimiento de su identidad y de su amor, en el marco normativo del estado de Hidalgo. CuL Era La LegislacióN Que Regulaba Las Relaciones Entre Los Propios Romanos Y Los Extranjeros Alejandra Landa Licenciada en Comunicación, escritora por pasión. Observadora de la vida, viviendo la vida. Creo en los DDHH, en los valores y en la unión social como principales ejes para un cambio social. Introspectiva, sincera, creativa y soñadora. No estoy loca, solo tengo mis tres ojos bien abiertos.

¿Cómo era la relación con su amo de las personas esclavizadas en Roma?

Los esclavos romanos eran considerados como una mera propiedad de sus amos para que hicieran lo que quisieran. Los esclavos no tenían ningún derecho y, desde luego, ningún estatus legal o individualidad. No podían crear relaciones o familias, ni poseer propiedades.

¿Qué es el ius Sacrorum?

– ius sacrorum, derecho a tener religión.

¿Qué es el Derecho Romano resumen?

«Fecisti patriam diversis gentibus unam; profuit iniustis te dominante capi; dumque offers victis proprii consortia iuris, Urbem fecisti, quod prius orbis erat» – Convencionalmente se denomina Derecho Romano a aquel conjunto de normas jurídicas con las que se rigió el pueblo de Roma desde la fundación de la ciudad de Roma (ab vrbe condita) en el s. Denominado tradicionalmente la ratio scripta, el Derecho Romano, sin duda, es el ordenamiento jurídico que ha alcanzado un mayor grado de perfección en la Historia de la Humanidad, y esto tanto por la justicia de sus soluciones a los diversos problemas jurídicos como por la pureza técnica de su razonamiento.

  1. Las reglas y principios jurídicos del Derecho Romano, que nacieron del ejercicio de la más clara jurisprudencia clásica, fueron pronto objeto de una ordenada enseñanza en las Escuelas de Derecho, las primeras Bérito y Constantinopla.
  2. Con el nacer de las Universidades se proyectó universalmente la enseñanza jurídica del Derecho Romano (Derecho Común), generándose así el germen de lo que conocemos como Ciencia Jurídica europea.

Ciertamente, aquello que hoy conocemos como Europa no es sólo un supuesto geográfico sino, ante todo, una creación de la Historia que es, en gran medida, deudora de Roma y de su Derecho. Es por ello que la formación de los futuros juristas se tornaría incompleta e imperfecta de faltar el Derecho Romano. En la Facultad de Derecho de Córdoba, en el marco del plan de enseñanza del grado en Derecho y del doble grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, el Derecho Romano se contempla como asignatura de carácter básico del primer curso. Así, el alumnado se forma en las nobles artes del razonamiento jurídico desde el prisma del Derecho Público y Privado Romano.

¿Cuáles eran los derechos de los ciudadanos romanos?

Status civitatis El segundo requisito de la personalidad física era la ciudadanía romana. La palabra ciudadanía proviene del latín civitas, que fue la organización jurídico-política de los romanos. Se puede afirmar, ante todo, que la ciudadanía indica la cualidad genérica de los ciudadanos; entendiéndose por ciudadano, etimológicamente, la pertenencia de un individuo, hombre o mujer, al grupo social estructurado políticamente y, diríamos hoy, dotado de soberanía.

La ciudadanía otorgaba tres privilegios de carácter privado ( connubium, comercium y el acceso a las legis actiones ) y tres de índole pública ( ius sufragii, ius honorum y el derecho de servir en las legiones). El connubium era el derecho de casarse en iustae nuptiae, con todas las consecuencias del ius civile, entre las que figura la extensa patria potestad sobre los descendientes.

Este privilegio fue concedido frecuentemente a grupos no romanos, pero no incluía la patria potestad romana, en tal caso. El commercium era el derecho de realizar negocios jurídicos ( inter vivos o mortis causa ), con efectos previstos por el ius civile,

Sin este commercium, por tanto, no podía hacerse un testamento que tuviera las consecuencias jurídicas de un testamento romano, o celebrarse válidamente una mancipatio, Las fuentes de la ciudadanía romana eran por el nacimiento; por adquirir la ciudadanía, mediante una manumissio solemne ; además, la ciudadanía, individual o colectiva, podía obtenerse por concesión de los comicios; por último, ciertos extranjeros, según tratados especiales, podían adquirir la ciudadanía por el simple hecho de establecerse en Roma.

La ciudadanía se perdía por caída en esclavitud, por emigración y adquisición de otra ciudadanía y como consecuencia de ciertas penas. : Status civitatis

¿Cómo estaba establecido el derecho de ciudadanía en el derecho romano?

Obtención de ciudadanía –

  • La ciudadanía se otorgaba automáticamente a todos los hijos de un matrimonio legal de un ciudadano.
  • Los esclavos liberados podían obtener la ciudadanía, sin embargo, mantenían algunas formas de obligaciones con sus antiguos amos, transformándose en clientes,
  • Los hijos de los esclavos liberados podían ser ciudadanos de derecho propio.
  • El derecho de ciudadanía romana se extendió gradualmente, antes dentro de Italia y tras la guerra Social a todos los pueblos itálicos, y, solo posteriormente, a algunas ciudades situadas en las provincias y a diversos individuos provinciales.
  • La ciudadanía fue finalmente concedida a aquellos habitantes libres del Imperio que no eran hijos de ciudadanos, a excepción de los dediticii, mediante la Constitutio Antoniniana de 212 d.C., emitida por el emperador Caracalla,
  • Aquellos que servían en cuerpos militares bajo las órdenes de romanos ( auxiliares militares ) adquirían ciudadanía, que trasmitían a sus hijos.
  • Se podía lograr ciudadanía por servicios «extraordinarios» a Roma.
  • La ciudadanía se podía comprar, aunque el precio era muy alto. ​
  • Durante el bajo Imperio, con el tiempo, se hizo costumbre considerar ciudadanos romanos a los habitantes de territorios profundamente romanizados, como los reinos clientes, y que habían mantenido fuertes lazos de amistad y comercio con Roma por largo tiempo. Generalmente esto era una especie de premio o reconocimiento de una cierta realidad sociopolítica. Sin embargo, a veces, era una manera de lograr específicos fines políticos. Finalmente, con el Edicto de Caracalla, se otorgó la ciudadanía romana a todos los habitantes libres del Imperio. ​

¿Qué es el ius civile y el ius gentium?

Frente al derecho civil o derecho propio de la civitas, que se explica a los ciudadanos romanos, el ius gentium comprende las normas e instituciones jurídicas, reconocidas en las relaciones entre los extranjeros o entre éstos y los ciudadanos romanos.

Es un derecho que nace del tráfico comercial entre los pueblos de la antigüedad. Sus reglas son simples y flexibles, desligadas de las formas solemnes, y basadas en la buena fe y en la equidad. Para conocer los litigios entre ciudadanos y extranjeros, o sólo entre éstos, se creó el praetor peregrinus en el año 242 a.C.

En estos juicios nacería un nuevo procedimiento: el formulario, más abierto y adaptado a las nuevas necesidades sociales y jurídicas; sustituye al antiguo de las acciones de la ley. El ius gentium influirá en las nuevas formas de la stipulatio, sustituyendo a la antigua sponsio propia de los ciudadanos romanos.

¿Que eran los sui iuris?

Universalia@lnea 22 de Agosto, 2003 Las mujeres en Roma Anna Porras La existencia de Roma constituye un hecho de gran importancia para la historia de la humanidad, ya que ellos llevaron la civilizacin al mundo, con todos sus conocimientos en diversas reas fueron capaces de construir un imperio y ser los dueos absolutos del mundo conocido en la antigedad.

  1. El estudio de esta civilizacin se puede dividir en tres pocas: la poca de Reyes (753 – 530 a.C.), la poca de la Repblica (529 – 27 a.C.), y la poca del Imperio (27 a.C.
  2. 330 d.C.).
  3. Se puede decir que en todo el avance de esta cultura, la mujer no tom un papel de gran importancia, porque desafortunadamente el antiguo mundo romano era slo para hombres; es decir, ellos eran los nicos que desempearon cargos y papeles importantes.
See also:  Como Se Llama La Fobia A Los Extranjeros?

Las mujeres de ese tiempo no eran tomadas en cuenta; ya que todas las actividades fuera del hogar eran «cosa de hombres». Las mujeres desarrollaban su vida en el hogar, desde que nacan hasta que moran (no todas, algunas no corran con ese destino). Sus reas de desarrollo resultaron el matrimonio y la familia, aunque se observa que con la llegada del imperio, hay una relajacin de costumbres y ellas logran mayor independencia.

  • Para empezar, la familia romana estaba conformada por dos clases de personas: las sui iuris, quienes eran libres del mandato de otros seres, con poder de decisin sobre sus actos; y las alieni iuris que eran personas sometidas al mandato de otras.
  • El grupo familiar estaba constituido por el padre (paterfamilias), la madre, los hijos, los sirvientes y el mobiliario.

La autoridad familiar la ejerca el paterfamilias, ciudadano sui iuris, que tena derecho a tener un patrimonio y ejercer su poder sobre las personas, sea cual fuese su edad o estado civil. La autoridad que el jefe de familia ejerca sobre los esclavos era llamada dominica potestas, la que tena sobre los hijos patria potestas, sobre su esposa manus, y la autoridad sobre otra persona libre mancipium, dentro de esta ltima se encuentra el derecho sobre los emancipados y clientes o iura patronatus.

  1. Paterfamilias slo puede ser una persona, por lo que si el abuelo del padre est vivo, el poder de este ltimo se ve anulado ante el de su antecesor.
  2. La mujer pertenece a la casa, en donde siempre tiene un dueo: el padre (cuando es hija soltera), el esposo (cuando es casada), su pariente varn ms cercano (cuando no est casada y no tiene padre).

Ella poda recibir tambin el nombre de materfamilias (si ella estaba casada y era de buenas costumbres), ejercer su dominio y autoridad sobre los esclavos y tener patrimonio; pero NO poda ejercer ni la patria potestas, ni la manus, ni el mancipium, pues esos eran derechos exclusivamente de hombres.

  • De igual manera, entre los romanos se distinguen el parentesco natural o cognacin, y el parenteco civil o agnacin.
  • De acuerdo a Guilln en su libro VRBS Roma (cito): «Se llaman agnados los que estn unidos por parentesco legtimo»; es decir, por parentesco civil, el cual se establece por va del varn.
  • Esto implica que los cognados eran parientes por va femenina.

Cabe destacar que la familia romana se puede caracterizar como un grupo o sociedad religiosa, ya que tenan sus propios cultos y fiestas; llamados sacra priuata. En ellos el paterfamilias haca los oficios de sacerdote. En cuanto al patrimonio familiar, ste era administrado en su totalidad por el paterfamilias.

Con referencia al paterfamilias y la patria potestas, ste tiene derecho sobre sus hijos y sobre los bienes de ellos. Con respecto a las personas, el paterfamilias tena derecho sobre la vida y la muerte de sus descendientes. De igual manera, el jefe familiar tena derecho de mancipar a sus cras en casos de extrema necesidad; la ley de las XII tablas estableci que a la tercera mancipacin el hijo quedaba libre de su padre.

Tambin l poda abandonar a los hijos recin nacidos. Por obligacin tena que criar a tres varones y a la primera nia (si eran normales), por lo que las mujeres eran las ms expuestas, esto consista en dejar a los pequeos en la calle (en el suelo). Otros derechos del paterfamilias eran constituir a su familia como quisiese y casar a sus hijos, pactando los esponsales, sin necesidad de que la parte interesada estuviese presente.

  • Las mujeres podan librarse de la patria potestas si eran escogidas como Vrgenes Vestales o bien si se casaban (iustae nuptiae) in manu, donde entraban en poder del marido.
  • El matrimonio tena como principal objetivo la procreacin de los hijos, para as perpetuar la familia y los sacra priuata.
  • Esta unin era santa, sacra y en un principio indisoluble.

Las gentes (grupo de varias familias cuyos miembros eran agnados o gentiles entre si) prohibieron el celibato de sus miembros, y las leyes limitaban los derechos de los ciudadanos no casados. Al hombre casado se le llamaba uir, y a la mujer uxor. Ella disfrutaba de un honor privilegiado en la casa y en la ciudad, y como consecuencia del matrimonio participaba del rango social del marido.

Antes de este gran paso en la vida de la mujer, se realizaban los esponsales, que era como un acto de compromiso, donde se haca la mencin y promesa de las nupcias futuras. A los prometidos se les llamaba Sponsus (al hombre), y Sponsa (a la mujer). Este compromiso no obligaba a casarse; pero si una persona tena dos esponsales al mismo tiempo era difamada.

Existan dos formas de celebrar el matrimonio: ad manus, donde la mujer forma parte de la familia civil del marido, y ste ejerce autoridad sobre ella (igual a la ejercida sobre un hijo) y sobre sus bienes. La otra manera era sine manus, donde la mujer conserva sus bienes y no entra en la familia civil del esposo.

Dentro del matrimonio ad manus se encuentran tres formas distintas de celebracin: el usus, el coemptio y el confarreatio. El usus era la forma ms antigua de matrimonio in manus, donde el poder sobre la mujer resultaba de la posesin de sta por un ao, es decir, ella se iba por ese tiempo a vivir con el hombre.

Por la ley de las XII tablas se poda evadir la manus, si la mujer pasaba 3 noches (que no fueran las ltimas del ao) fuera del lecho conyugal. El coemptio consista en la compra de la mujer, a la cual asista el jefe de familia (si ella era alieni iuria) o el tutor (si ella era sui iuris); luego con el paso del tiempo, la compra pas a ser simblica y se compraba la patria potestas de la esposa.

  1. El confarreatio era como decir el matrimonio religioso, mediante el cual la mujer rompa sus vnculos religiosos con su familia, se agregaba al culto del esposo y quedaba bajo la potestad del paterfamilias (del esposo).
  2. Esta ceremonia se consideraba indisoluble, slo poda ser disuelta por el difarreatio.

Aparte de estas ceremonias, exista otro rito transitorio el cual era realizado para beneficio de la mujer, ya que mediante ste la mujer poda testar, se liberaba de las obligaciones de su sacra priuata y evitaba la tutela de sus agnados; este matrimonio se llam Conuetio in manum fiduciae causa, y era realizado por coemptio.

El matrimonio sine manus era mas bien un recurso del paterfamilias para procurarse hijos sin tener a la mujer en su familia, ya que ella segua perteneciendo a su familia civil, bajo la autoridad paterna correspondiente. El principio o base de este tipo de unin era que el paterfamilias poda componer su familia como quisiera; de esta forma no se requera ninguna autoridad social ni religiosa, no eran necesarios agasajos, ritos o rezos, aunque era muy frecuente tener testigos, como por ejemplo sus vecinos, para que dado el caso, diesen fe y testimonio de la veracidad del matrimonio y la legitimidad de sus hijos.

Para que el matrimonio fuera vlido se requera: estar en la pubertad, ya que el fin principal del matrimonio era tener descendientes. Se requera el consentimiento del paterfamilias si los implicados eran personas alieni iuris, si eran sui iuris o emancipados, no requeran el consentimiento de nadie.

  1. Cabe destacar que la mujer no poda dar esta autorizacin.
  2. En los primeros tiempos romanos no se requera la aprobacin de los esposos, pero desde el imperio fue un requisito; por ltimo se encontraba el connbium, que era una facultad legal de contraer nupcias legtimas la cual era solamente para ciudadanos romanos.

Existan adems impedimentos para llevar a cabo el proceso de matrimonio como por ejemplo el parentesco. El consortium traa consecuencias de diversos tipos, una mencionada anteriormente, es que la mujer participaba del rango social del marido; si ste era un senador la mujer tena carcter de senadora.

De igual forma, si la unin era ad manus ella entraba en la familia del esposo y todos los bienes aportados al matrimonio (dote), pasaban al dominio total del marido. Las mujeres que no posean dote eran mal vistas, pareciendo mas concubinas que esposas. Si se disolva el matrimonio la dote retornaba a la esposa si ella era sui iuris, o al padre si ella estaba bajo la patria potestas.

A la muerte del esposo la dote pasaba a manos de la esposa o regresaba a su padre; y a la muerte de la mujer, el hombre se quedaba con la dote adventicia. En caso de divorcio, l tena que darle la mitad de sus bienes a ella y la otra mitad al templo de Ceres.

Aparte de la dote, las mujeres tenan bienes cuya administracin podan confirselas al marido, y a pesar del matrimonio eran de su propiedad; estos bienes eran llamados peculium. Cabe destacar que los esposos se deban fidelidad mutua, aunque el adulterio era castigado con mas severidad en la mujer (poda llegar a la pena de muerte) que en el hombre.

Ella tena derecho al domicilio legal del marido, incluso despus de una disolucin. La pareja tena sobre los hijos la misma autoridad moral, adems que los libertos del marido le deban respeto y reverencia a la matrona (esposa). Con respecto a los hijos, ellos eran agnados del padre y cognados de la madre en primer grado si el matrimonio era sine manu, de lo contrario eran tambin agnados de ella pero en segundo grado (recuerde que ella era como una hermana).

  1. En el primer caso, el hijo y la madre no eran de la misma familia.
  2. Cuando faltaba alguna condicin para la validez del matrimonio, civilmente los hijos no eran nada del padre, pero si cognados de la madre, por lo que eran ciudadanos sui iuris.
  3. La mujer casada in manu conservaba su nombre, tomaba el nombre gentilicio del marido y por ltimo iba el nombre de su familia de origen.

Ella era compaera y cooperadora del marido, apareca junto a l en recepciones y banquetes. Ellas podan intervenir en tribunales como demandantes o testigos y asistir a espectculos pblicos. Con la llegada del imperio, hubo una relajacin de costumbres, las mujeres se volvieron ms independientes y el matrimonio resultaba una gran carga, de all deriv la prdida del carcter sagrado del mismo.

Por todo esto, el Estado intervino, proclamando leyes que aparentemente beneficiaban a la mujer, pero que en el fondo beneficiaban a ste rgano. La madre se encargaba de la primera educacin de los infantes, tenindolos bajo sus cuidados durante los primeros siete aos con la ayuda de una nodriza, quien deba ser educada y de buenas costumbres.

Igualmente la matrona trabajaba en la casa junto a sus esclavas en labores de costura, es decir, tejiendo, hilando y cosiendo; entre sus obligaciones tambin se encontraba la de supervisar el desempeo de la servidumbre. Aparte de estos modos de vida tambin existan en esta civilizacin, mujeres que vendan sus cuerpos y se dedicaban a la prostitucin, al igual que las mujeres que caan bajo la esclavitud, cuya condicin era heredada por sus hijos.

Este ltimo grupo tena que soportar un sinfn de abusos y maltratos teniendo muy pocos derechos (casi nulos), ya que ni siquiera podan casarse legtimamente, sino quedaban en concubinato. Con el imperio las mujeres podan desempear otras labores, como maestra, mdico, por ejemplo. En cuanto a la vestimenta de las mujeres, esta consista en una tnica interior, que haca las labores de camiseta; debajo de esta tnica se colocaba la fascia pectoralis, que tena como funcin sostener y levantar la parte del pecho.

Sobre la tnica interior iba la stola, que era el vestido, tambin tenan un cinturn, y usaban como adorno el patagium, que era una banda prpura o de bordado en oro, que iba sobre la stola. Las matronas usaban un manto cuadrado que iba desde la cabeza hasta los pies, llamado ricinium.

Luego ste fue sustitudo por la palla, la cual era la prenda de mayor elegancia para las mujeres. Tambin exista el supparrum, el cual era como una palla que iba desde los hombros hasta los talones, iba por encima de la subucula (tnica interior) y cubra los brazos si sta no lo haca. Se utiliz tambin la stola prpura, de la cual no se tiene muy claro su uso; como este color era reglamentado se cree que lo usaban las mujeres a quienes el senado haca una distincin especial; como signo de reconocimiento.

Las mujeres con ms de 3 hijos usaban una stola especial, llamada stolae matronae. Se contaba con diversidad de colores para las stolas, desde rojos hasta anaranjados. En cuanto a sus peinados, las mujeres solteras usaban peinados simples, se agarraban una cola y tenan el cabello trenzado, o simplemente podan llevarlo suelto; las mujeres casadas tenan peinados muy elaborados, siempre deban llevar el cabello recogido con moos.

Por toda esta majestuosidad, se utilizaban postizos, que ayudaban a dar mayor volumen al cabello. Tanto mujeres como hombres no usaban medias, cuando tenan fro en los pies o articulaciones (para el invierno), se vendaban las partes que queran cubrir. Existan tres tipos de calzado usados tanto por hombres como por mujeres: las sandalias, los zuecos y los zapatos.

Las sandalias se caracterizaban por su sencillez, y su nombre (soleae) se deriva de que este tipo de calzado consista slo una suela que cubra del agua y del fro; entre los diferentes tipos de sandalia usados por las romanas se encuentran: pero, el cual era usado por aldeanas cuando realizaban las labores del campo; la sculponea era una sandalia con suela de madera, y la baxae, que eran como las alpargatas, con suela hecha de palmera.

  • Los zuecos (socci) eran utilizados para caminar en pavimento mojado o embarrado, estaban hechos de madera y se puede mencionar los calopus y calones.
  • Entre el ltimo grupo se destacaban los calceolus, que eran zapatos pequeos usados por nios y mujeres; los cothurnus, que eran botas que llegaban hasta la rodilla (usado por hombres y mujeres); los zapatos de cuero eran llamados aluta; stos eran usados tpicamente por mujeres, se podan encontrar en dos colores: niuea aluta (blanco) y coccinea aluta (rojo).

Las zapatillas para la casa se denominaban calceus simplarius, y los perdocucullus eran escarpines. Se puede decir que a lo largo del desarrollo de esta civilizacin, la mujer no jug un papel muy importante, ella estaba destinada a estar presa en el hogar, cuidando de sus hijos y del esposo; esa era su mayor consagracin, sin embargo tambin podan dedicarse a ser vrgenes vestales o desarrollar otros oficios.

  1. Lo cierto es que no haba un campo para el progreso femenino.
  2. En cualquier aspecto tenan menos derechos y libertad que los hombres.
  3. Con esto se puede evidenciar que como hasta hace poco tiempo, el mundo era netamente machista, donde se consideraba a la mujer desigual al hombre.
  4. Con el imperio llegaron una serie de cambios y reformas, lo cual hizo que las mujeres dieran un paso adelante y pudiesen ser ms libres e independientes.

BIBLIOGRAFA GUILLN, Jos. VRBS Roma: vida y costumbres de los romanos. Ediciones Sgueme. Salamanca, 1977 ARANGIO RUIZ, Vicencio. SALVAN, Italo y CAPORALI, Renato. Todo sobre roma antigua, panorama de una civilizacin. Ediciones Grijalbo, S.A. Barcelona, 1969 BARROW, REGINAL, HAYNES.